Cientos de miles de mujeres argentinas dirán basta una vez más esta semana a la violencia machista con un inédito paro de actividades y una marcha a la Plaza de Mayo, días después del terrible crimen de la adolescente Lucía Pérez en Mar del Plata. Al menos 286 mujeres, entre ellas 39 menores, murieron en 2015 víctimas de violencia de género, lo que representó un aumento del 3,25 por ciento de los casos respecto de las cifras registradas en 2014, según datos del Observatorio de Femicidios "Adriana Marisel Zambrano" de la ONG La Casa del Encuentro. El lamentable indicador de esa asociación civil indica que en la Argentina muere una mujer cada 30 horas por violencia de género a manos de, en la mayoría de los casos, personas conocidas de las víctimas.

Convocatoria
La convocatoria, que comenzó a circular en las redes sociales tras el crimen de Lucía y recibió la aprobación de referentes de 50 agrupaciones sindicales y organizaciones de mujeres, prevé para el miércoles una huelga y ruidazo de una hora a partir de las 13. Se espera que miles de mujeres se concentren en el Obelisco porteño y a las 17 inicien una marcha hacia la Plaza de Mayo, donde pedirán al poder político que colabore con políticas de Estado para concientizar a la sociedad y frenar la violencia machista. El disparador de la inédita iniciativa fue el brutal crimen de la joven Lucía, que en Mar del Plata fue drogada, violada y empalada por al menos dos sujetos que ya fueron detenidos, en un caso que estremece al país y que renovó el reclamo contra la violencia de género en el marco del movimiento #NiUnaMenos. Tras el feroz asesinato de Lucía, de 16 años, la convocatoria al paro comenzó a circular por las redes sociales y recibió luego la adhesión de medio centenar de agrupaciones sociales y sindicales de mujeres. "Nosotras paramos. Vivas nos queremos. Basta de violencia machista", dice la convocatoria del colectivo #NiUnaMenos, organizador de dos multitudinarias marchas al Congreso en junio de 2015 y 2016 para denunciar los femicidios.
Visibilizar la violencia
La convocatoria propone "vestirse de negro y salir a las calles para visibilizar la violencia y el ajuste económico que golpea con más fuerza a las mujeres". Una madre que mató a su hija por ser lesbiana y la represión policial en la marcha de cierre del 31 Encuentro Nacional de Mujeres que reunió unas 70.000 personas hace una semana en Rosario son otras motivaciones señaladas en la convocatoria. "Todos los días investigamos violaciones y homicidios pero jamás esta conjunción de hechos aberrantes, es la primera vez en mi carrera que lo veo", expresó la fiscal de la causa, María Isabel Sánchez. Por el caso, hay dos detenidos, Juan Pablo Offidani, de 41 años, y Martín Farías, de 23, hijo de su pareja: la fiscal dijo "no tener dudas" de su participación en el crimen. La autopsia reveló luego que había sido obligada a tomar gran cantidad de cocaína, violada con violencia y "empalada", dijo la fiscal. Según la investigación, la joven conoció a sus victimarios el día previo al crimen, porque vendían droga cerca de su colegio y les quiso comprar un cigarrillo de marihuana pero no era adicta a las drogas. El caso está caratulado como homicidio, pero abogados reclaman que se investigue como femicidio, figura que desde 2012 está contemplada en la ley y tiene una pena de cadena perpetua. Soc/JA

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia