Si bien en un primer momento se creyó que el ataque había sido en la costanera y eran confusas las circunstancias, con el correr de las horas nuevos datos comenzaron a descubrir posibles causales del ataque que el martes por la mañana sufrieron en la ciudad de Mar del Plata una turista y su hija de 9 años. La mujer mintió en su primera declaración, intentando proteger a su pareja, un expolicía prófugo de la cárcel de Viedma. Como consecuencia, en las últimas horas fue detenida por la Policía.
Según la información que los investigadores manejan hasta el momento, las víctimas serían Alicia Mambreani, de 33 años, oriunda de Viedma y su hija de 9 años. La mujer es la pareja del ex policía Iván Becerra, fugado el año pasado de la cárcel de esa ciudad rionegrina.
Becerra estaba detenido por la causa en la que se investiga el incendio ocurrido el 26 de julio de 2015, cuando desconocidos accedieron al edificio del Poder Judicial de la Provincia de Río Negro, de Viedma, para luego ingresar a las dependencias del Juzgado de Instrucción Nº 4, del tercer nivel, rociar con combustible las instalaciones y prenderlas fuego.
El ataque no fue en la playa, fue en la casa que alquilaba
Tras la noticia del ataque a la mujer y a su hija en Mar del Plata, lo que la policía local descubrió fue que el hecho no ocurrió donde Mambreani dijo, en la Costa y la calle Beltrán, si no en una casa de Daprotis al 4100 donde alquilaba hasta el 8 de enero.
La mujer herida había dicho además que se estaba quedando en una casa de Los Talas al 3200, domicilio donde en realidad vive una amiga suya junto a su concubino, el que cuenta con numerosos antecedentes por robos, abuso de armas, entre otros delitos.
En su versión inicial, Mambreani dijo que caminaba junto a su hija cuando misteriosamente fueron atacadas a tiros por los ocupantes de un automóvil que luego se dio a la fuga. La mujer explicó que con el teléfono de su hija llamó a Laura y que ésta envió a un amigo a buscarla. Las cámaras de seguridad urbana ubicadas en esa esquina fueron analizadas y no se observó nada parecido, lo que puso en duda las palabras de la mujer herida.
ATAQUE1.jpg
Iván Becerra, detenido el año pasado. Foto <b>Diario Río Negro.</b>
Iván Becerra, detenido el año pasado. Foto Diario Río Negro.
La mujer se quebró y contó lo que sucedió
Finalmente la pareja de Becerra se quebró y confesó que el ataque se había producido en la casa de Daprotis al 4100 y que el prófugo había sido el objetivo del ataque, en el marco de un "ajuste de cuentas".
Mambreani y su amiga, quien también había confirmado la primera versión frente a la policía, serán ambas acusadas ahora por "falso testimonio". Por estas horas los efectivos buscan intensamente a Becerra, quien se encontraría en la zona.
Mambreani sufrió dos impactos de bala: uno en el muslo de su pierna derecha, arriba de la rodilla, con orificio de entrada y salida; el segundo en el tobillo izquierdo, con el proyectil aún alojado. Tras recibir el alta se dirigió al Materno Infantil donde su hija permanece internada con una herida por encima de la rodilla derecha, con orificio de entrada y salida. La menor, de 9 años, evoluciona favorablemente.
Ya durante la noche personal policial se dirigió al Materno Infantil para detener a Mambreani, a pedido de la justicia de Viedma. El fiscal a cargo de la investigación, Fernando Castro, la había imputado por falso testimonio luego de constatar las cámaras de seguridad de las calles en la zona del ataque que la mujer había denunciado y resultó falso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora