Más allá de lo que cuenta la mitología griega, hoy en día, "abrir una caja de Pandora" significa una acción en apariencia pequeña o inofensiva pero que puede acarrear consecuencias más complicadas.
Ante los hechos, nada más aproximado para reflejar la realidad de los números que las nuevas autoridades deben enfrentar: inflación, dólar y reservas.
Si bien es importante el alza del costo de vida que mes a mes deben pagar los argentinos, el dólar tiene un doble efecto, no solo en el mercado interno sino especialmente la carrera y la presión que debe sufrir en la capital de las finanzas internacionales: Nueva York.
Los representantes de los fondos buitre ya palpitan la primera reunión para evaluar la capacidad e intención de pago que asumirán las nuevas autoridades.
Los mercados internacionales están expectante por las primeras señales, aunque la sintonía es mucho mejor de lo que se vivía hasta hace un tiempo atrás.
Todavía no se expresó Wall Street, pero se palpita un escenario de menos confrontación. Sin dudas que serán determinantes los primeros anuncios para poner en marcha una economía agobiada por las obligaciones externas.
En la única definición de política económica de fondo que ofreció durante el almuerzo con los gobernadores en la Quinta de Olivos, Mauricio Macri les pidió que lo ayuden a construir una "tendencia" hacia "un dólar único y una inflación de un dígito".
Ninguno de los gobernadores presentes pareció interesado en profundizar el debate y se centraron en reclamar mayores fondos para sus provincias, mientras iban relatando sus penurias.
En el plano interno, los agentes económicos (cámaras empresariales, bancos, industriales y pymes) aguardan que la semana próxima el Gobierno empiece a dar definiciones de fondo, ansiosos por saber qué ocurrirá con el descalabro cambiario, cómo se incentivarán las inversiones (un verdadero desafío teniendo en cuenta la falta de credibilidad del país), qué ocurrirá con los subsidios y cuál será la política de precios.
El mercado considera que entre 2011 y 2015 casi todo lo que se hizo conspiró contra el desarrollo de una economía pujante, y que la idea del cada vez mayor intervencionismo estatal fue decisivo para frenar toda posibilidad de desarrollo.
El primer traspié de Federico Sturzenegger, flamante presidente del Banco Central, con el dólar futuro abre, precisamente, un futuro incierto. Si el BCRA no paga los contratos, por más que las operaciones de venta de Héctor Vanoli se hayan hecho a bajo precio, será un default del Central con el Rofex, la plaza de Rosario y con el MAE, el mercado donde operan bancos. En una de las negociaciones, Sturzenegger informó a los bancos que no iba a cumplir. Los ejecutivos le respondieron que los bancos eran intermediarios y que, a su vez, vendían a empresas. Entre las empresas con cobertura en dólares pactadas, están las 100 más importantes de la Argentina. Y si el Gobierno busca arreglar con los fondos buitre deberá desactivar urgente una medida de imprevisibles consecuencias.
oro.jpg

Inflación
Las nuevas autoridades del Indec ya están trabajando en el reordenamiento del organismo y esperan poder brindar los indicadores con la metodología que se aplicará. Estiman, que por el corto tiempo, los datos no llegarán para el 16 de este mes.
chanchito.jpg

Las reservas
Más allá de las cifras estimadas, hasta el momento nadie sabe a cuánto ascienden. Es un dato clave para saber la cantidad de dólares que tiene la entidad monetaria. Sturzenegger espera saberlo en los próximos días, cuando desembarque en la entidad.
El dólar
La política monetaria implementada por el gobierno anterior pudo controlar el precio de la divisa, pero a un costo muy alto. Por otra parte, en las últimas jornadas y para controlar la demanda de la gente debió vender dólares de las reservas del Banco Central.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

Aldo Camarotta, decía que lo bueno del Futuro es que se te viene encima a razón de un día por vez.

el villero con estudios
el villero con estudios · Hace 11 meses

Argentina gobernada por buenos empresarios pero pésimos políticos


Se está leyendo ahora