El Cuerpo de Investigaciones Fiscales -CIF- entregó ayer, como se había anticipado, el informe y la valoración respectiva respecto de las causas del deceso de Manuel Guzmán, el niño de 11 años que murió el pasado 4 de diciembre y cuya familia había atribuido el deceso, en principio, a una golpiza que le dio un grupo de compañeros en la escuela.
La jueza de la Sala II del Tribunal de Juicio y de Menores 2 de Orán, María Laura Toledo Zamora, a cargo de la causa, recibió en audiencia el informe que establece que la causa de muerte fue una "patología infecciosa pulmonar con complicaciones severas y posterior infección generalizada y falla multiorgánica con coagulación intravascular diseminada; no siendo o no habiendo nexo causal entre el episodio del violencia y la muerte del niño".
Cabe recordar que el chico concurría a la escuela Arturo Illia del barrio Caballito, en San Ramón de la Nueva Orán.
Fue derivado a Salta e ingresó a la guardia del hospital Materno Infantil el 23 de noviembre. Dos días antes había comenzado con síntomas de tos y fiebre. En la radiografía de ingreso no se describieron contusiones pulmonares ni "colecciones en el espacio pleural, compatibles con hemotórax (colección de sangre en el espacio pleural), y tampoco se describió la presencia patológica de aire en el espacio pleural, lo que es llamado neumotórax, ya que se mencionan los senos costofrénicos libres. Todas estas últimas eventualidades o lesiones mencionadas se presentan comúnmente en la persona que sufre politraumatismos de diversos tipos y más aún traumatismos torácicos."
Su estado de salud
Al ingresar al hospital el niño pesaba 27,500 kilos. Los informes de laboratorio revelaron, de acuerdo a la cantidad de glóbulos blancos, neutrófilos y velocidad de sedimentación, indicadores de una patología infecciosa en curso que se remontaba a por lo menos a cinco días previos a la consulta.
El 24 de noviembre se dejó constancia en el registro de la historia clínica sobre el relato de los padres, indicando que el niño había recibido una golpiza de parte de sus compañeros. Por eso, tanto los padres como una hermana mayor que hizo la denuncia y sus compañeros fueron indagados por la jueza.
Ese mismo día fue derivado a Salta, donde finalmente falleció el 4 de diciembre a la 0.20.
Presentaba un cuadro de desnutrición leve, con patología pulmonar infecciosa, mala evolución y complicaciones poco usuales que produjeron su muerte por cuadro de distrés respiratorio, sepsis o infección generalizada, con falla multiorgánica y tromboemolismo pulmonar. El cuadro, según se precisó, no resultaba compatible con el episodio ocurrido en la escuela a la que asistía.
Más aún, en la autopsia se mencionó que el cuerpo no presentaba signo de lesiones ni violencia sobre la superficie corporal de reciente data. Y en el examen interno no presentaba lesiones en la superficie del cerebro ni cerebelo, ni fractura de la calota craniana ni en el piso del cráneo, tampoco tenía lesiones en el cuello, en la laringe, faringe, tráquea, ni en los bronquios, páncreas, riñones, intestino delgado y grueso, tampoco en la columna cervical, dorsal y lumbar.
La conclusión
Para que no queden dudas sobre lo ocurrido, el estudio anátomo patológico concluyó que Manuel Guzmán padecía de patologías pulmonares recurrentes de tipo asmatiformes o bronquitis a repetición. Entonces, la causa de muerte, de acuerdo a esta información, fue una patología infecciosa pulmonar con complicaciones severas y posterior infección generalizada con sepáis y falla multiorgánica con coagulación intravascular diseminada sin que haya nexo causal entre el episodio del violencia descripto y la muerte. Probablemente ahora se investigará qué ocurrió con los controles integrales en la salud del niño.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora