La libertad o el arresto del suspendido juez federal de Orán, Raúl Reynoso, podría decidirse en cuestión de horas. Todos están a la espera de que el presidente Mauricio Macri decida si acepta o rechaza su renuncia. Si el jefe de Estado acepta la dimisión, el magistrado norteño será buscado por la policía y puesto en una celda, ya que sobre él pesa un pedido de prisión preventiva en una causa en la que está procesado por el cobro de dinero a narcotraficantes a cambio de dejarlos en libertad. Si la rechaza, seguirá como hasta ahora: suspendido del cargo y procesado por las "coimas" a narcos, y a la vez sometido a un jury por mal desempeño en otra causa.
El jueves, en la Casa Rosada se decía que el Presidente era proclive a rechazar la dimisión. Sin embargo, el viernes a última hora la versión más fuerte daba cuenta de que Macri aceptaría la renuncia.
Raúl Reynoso no fue detenido hasta el momento porque como juez federal goza de fueros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...