Los gremios que accionaron contra las retenciones y aportes que favorecieron a la Unión de Trabajadores Municipales (UTM) en el convenio colectivo negociado en 2014 aún esperan la auditoría que pidieron hace tres meses.
"Fue solicitada ante la Intendencia y el Tribunal de Cuentas en febrero, pero seguimos sin novedades", remarcó el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), Víctor Sánchez, tras precisar que el gremio de Pedro Serrudo "cobró cerca de $5 millones en aportes que la Justicia Federal declaró inconstitucionales el mes pasado".
Sánchez y dos dirigentes sindicales que lo acompañaron ayer en el complejo de Limache, Hugo Gallardo y Víctor Wayar, insistieron en que ese dinero salió del erario municipal para cubrir gastos de un gremio, de los que se desconocen rendiciones.
"Queremos que esos fondos sean devueltos y que los aportes, que ya están presupuestados, se destinen en adelante al pago de los adicionales que se adeudan a trabajadores municipales", puntualizó Sánchez. "Los adicionales, en algunos casos, tienen hasta tres años de mora", agregó.
Retenciones nulas
El mes pasado, ante acciones del STM y la Asociación de Empleados Municipales de Salta (Ademus), que encabeza César Molina, el juez federal Julio Bavio dictó la nulidad del descuento del 1,5% que el artículo 131 del convenio colectivo homologado en octubre de 2014 disponía sobre los salarios de los trabajadores municipales, en beneficio de la UTM.
Esas retenciones, de las que solo habían sido exceptuados los afiliados del citado gremio, no llegaron a hacerse efectivas por la reacción de las organizaciones sindicales excluidas de la concertación.
Aporte inconstitucional
En su fallo, el juez Bavio también declaró inconstitucional la resolución 2.061/14, por la que la Municipalidad se comprometió a pagar un aporte solidario a la UTM, equivalente al 1% de los haberes remunerativos del personal de la comuna.
Ese aporte, que rondaba inicialmente los $450.000, se abonó al gremio mayoritario desde febrero de 2015 y durante al menos un año, según afirmó Sánchez.
El convenio colectivo fue consensuado por la anterior gestión solo con la UTM. Se argumentó entonces que los otros gremios carecían de personería jurídica.
El 29 de octubre de 2015, al desestimar las impugnaciones, la exsecretaria de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, avaló ese criterio, a pesar de que la Corte Suprema, con un sonado fallo, legitimó a los gremios para intervenir en procesos colectivos con su sola inscripción.
Los derechos adquiridos
La caída del convenio colectivo homologado en octubre de 2014 generó cierta incertidumbre y algunos trascendidos sobre posibles alteraciones a derechos del personal municipal.
Al respecto, Víctor Sánchez recordó que el pasado 6 de mayo, ante el frente gremial, el intendente Gustavo Sáenz aseguró que no se afectarán las condiciones laborales ni la situación salarial de ningún trabajador. "De nuestra parte, vamos a asegurarnos de que esa afirmación se cumpla para todos empleados municipales, indistintamente de su filiación gremial", manifestó el titular del STM, y sostuvo que esa entidad sindical no admitirá medidas que puedan afectar los pases a planta, las recategorizaciones y otros derechos adquiridos como los adicionales, las tolerancias de llegada, los días de descanso y las extensiones horarias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 6 meses

Los 5.000.000 "de Serrudo deben estar invertidos en Bolivia. investiguen

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 6 meses

que la Justicia investigue y que mande preso a quien haya que mandar si corresponde...

monica garcia
monica garcia · Hace 6 meses

y digo yo tanta denuncias a es sindicato UTM, y ellos que se admiran si tendrain estos gremios de víctor sanchez, armengot, rodrigues, molina y tantos otros de devolver la plata que sus hijos cobran como ñoquis y encima nombrados como directores, caras rotas


Se está leyendo ahora