Alumnos del último año de la Escuela de Educación Técnica 3.102 de Güemes hicieron una donación al municipio que consiste en un cargador solar para USB, apto para celulares y tabletas, que será instalado en la plaza central.
El cargador forma parte de un proyecto que resultó ganador de un concurso realizado a nivel provincial, para lo que el Gobierno le otorgó los fondos para su concreción.
"Si bien es un proyecto en el cual trabajaron un grupo de alumnos acompañados por docentes de la institución, también se vio involucrada toda la escuela técnica, como el taller de soldadura, el de electrónica, el de dibujo. Es decir, hay un mérito conjunto y compartido que debe ser tenido en cuenta, más allá del logro personal de los autores del proyecto", expresó el profesor Oscar Cabrera, a cargo de la realización del mismo.
La instalación provisoria en la plaza central contó con la presencia de la secretaria de Participación Ciudadana de la provincia, Clelia Ábalos. "Este tipo de proyectos demuestran que cuando se motiva a los jóvenes, son capaces de realizar cosas que nos sorprenden. En total fueron más de 400 los trabajos presentados, de todos ellos se seleccionaron 50, los que fueron premiados con el dinero para su posterior realización".
Se trata de un cargador que cuenta con una pantalla de energía solar, instalada para abastecer una batería que mantendrá el cargador funcionando aún cuando el sistema eléctrico de la plaza se caiga.
"Toda su estructura es de hierro para evitar su destrucción, hemos protegido del sol y la lluvia a los conectores USB, soporta 4 celulares al mismo tiempo. De todas maneras es solo de emergencia, es decir no se trata de intentar cargar una batería durante una hora, sino conectarse para una llamada o mensaje de emergencia cuando se nos agota la batería, tal vez algunos minutos para sacarnos de un apuro", expresaron los alumnos que realizaron el cargador.
"Por ahora, para conectarse deberán contar con un cable USB, pero si todo funciona bien y lo cuidan, podríamos incorporar un cable en forma directa", expresó el profesor Rubén Gramajo, jefe de proyecto.
"Estamos muy orgullosos de lo que hicimos, creo que nos dará mucha satisfacción cuando veamos que lo estén usando, solo les pedimos a nuestros compañeros, a los alumnos de otros colegios y a toda la comunidad que lo cuiden, es un pequeño servicio que puede llegar a ser de mucha utilidad en ciertas circunstancias", concluyeron los alumnos visiblemente entusiasmados con su logro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora