La cacique de la comunidad kolla de Hurcuro, a 30 kilómetros de San Antonio de los Cobres, se acercó a la ciudad de Salta para solicitar instrumentos para un incipiente grupo de música. Vivaz, inquieta, luminosa, con la fuerza natural de aquellas personas que tienen una fibra de dirigente. Pocas palabras, mirada inquisidora, precavida, frontal.
El pedido fue claro, la necesidad, justa y encajaba perfectamente dentro de los objetivos de Fundartis: fomentar la música y el arte en general en los niños y jóvenes con carencias de toda índole, especialmente en zonas de difícil acceso y grupos sociales con capacidades diferentes.
Fundartis,desde Buenos Aires, arbitró los medios necesarios para proveer los instrumentos que necesitaba este grupo de niños que hacían música con equipos precarios creados por ellos mismos. Gracias a la colaboración de Fundación Flechabus, se realizó el traslado de los instrumentos en tiempo y forma a la provincia de Salta. La donación se realizó en Hurcuro el sábado 28 de noviembre de 2015.
fundartis hurcuro 2.jpg
Instrumentos cedidos en comodato por Fundartis.
Instrumentos cedidos en comodato por Fundartis.
La ceremonia de la entrega de instrumentos renovó el compromiso de Fundartis con las comunidades originarias. El presidente de Fundartis, Oscar Cotignola, representó al grupo de comprometidos empresarios que constituyen la comisión directiva que lleva adelante este proyecto.
fundartis hurcuro.jpg
Fundartis cedió en comodato instrumentos de música para la comunidad kolla de Hurcuro.
Fundartis cedió en comodato instrumentos de música para la comunidad kolla de Hurcuro.
El presidente del Instituto Provincial de Pueblos Indígenas de Salta (IPPIS), Mario Seares, estuvo presente en la fiesta de recepción junto a la comunidad local. Se mostró entusiasmado por hacer realidad el proyecto de Fundartis en más de 18 comunidades aborígenes que encuentran en la música sus raíces ancestrales y que los animan a encarar sus estudios y oficios.
fundartis hurcuro 4.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora