Lo ocurrido en Concepción de Tucumán con un intendente atrincherado en la sede municipal debido a una protesta de empleados, que pedían ser incorporados a la planta permanente de la administración no fue un hecho aislado. Es más, parece una postal que desde hace unos días persigue a los intendentes electos ante la pesada herencia "K". En Malvinas Argentina el tema fue más allá, porque el intendente actual Jesús Cariglino se otorgó un aumento del 150%, y felizmente la Justicia actuó rápidamente y lo invalidó.
El tema gira sobre lo mismo: tratar de asfixiar de entrada al intendente que llega con el pase a planta permanente de gran cantidad de empleados, decretos extemporáneos y en algunos casos llevándose algún cotizado recuerdo.
En Concepción
De acuerdo con lo relatado por el intendente radical Roberto Sánchez, la situación de violencia se produjo porque el municipio de Concepción tenía 650 personas en planta permanente, pero antes de retirarse el anterior intendente hizo 430 nuevos nombramientos.
"El 23 de agosto ganamos con el 51 por ciento de los votos, pero antes de retirarse el arquitecto Osvaldo Morelli hizo nombramientos y la planta permanente pasó a más de mil personas", señaló Sánchez.
"Nosotros dimos de baja a esos decretos. Esas 430 personas que se aumentaron a la planta ya venían trabajando en el municipio con otro sistema de contratación como monotributistas y otros que denominan proyectos", añadió.
En el conurbano
En algunos municipios del conurbano bonaerense hay denuncias sobre la política de vaciamiento que impulsan los intendentes que deberán dejar su cargo a partir del próximo 10 de diciembre.
Según publicó el portal Infonews, en Merlo, Malvinas Argentinas, Quilmes y La Plata los jefes comunales salientes impulsan un fuerte vaciamiento de bienes públicos.
Leonardo Nardini, nuevo jefe comunal de Malvinas Argentinas, aseguró que el vaciamiento que impulsa Jesús Cariglino en ese municipio es de "extrema gravedad", a la vez que denunció que el actual intendente "se comporta como un patrón de estancia".
"Sabemos que se llevan los juegos de las plazas y los materiales de los polideportivos. Los funcionarios de Cariglino les dijeron a los empleados del Municipio que se lleven las herramientas de los depósitos. Es un vaciamiento del patrimonio de los vecinos", advirtió Nardini.
En Quilmes, el chef Martiniano Molina acusó al intendente Francisco "Barba" Gutiérrez por el escenario que encontrará.
En La Plata, en tanto, comenzaron a circular denuncias por supuestos traslados de muebles en algunas dependencias municipales, pese a que Pablo Bruera ya tuvo contacto con el intendente electo Julio Garro para iniciar la transición.
Por último, lo mismo ocurriría en Moreno, donde hubo una fuerte interna entre el flamante jefe comunal, Walter Festa, y el intendente saliente, Mariano West.
Una provincia convulsionada
El diputado radical José Cano responsabilizó ayer al gobernador Juan Manzur y al FpV por lo que calificó como un "ataque institucional" al municipio tucumano de Concepción.
"Lo que está sucediendo en esta intendencia que ganó el Acuerdo por el Bicentenario en agosto es una muestra de la forma en la que gobiernan quienes se creen dueños del Estado", advirtió Cano.
Para el excandidato a gobernador, el saliente intendente Osvaldo Morelli, actual legislador del oficialismo, designó más de 400 personas antes de dejar el cargo después de 12 años, lo que definió como una conducta casi delictiva.
Cano sostuvo que esa acción "es avalada por Manzur y por una Justicia cómplice que permite que el municipio esté sitiado desde hace horas; una vergüenza".
Cano intimó por nota a Manzur para que garantice el funcionamiento de las instituciones republicanas y le reclamó que haga cesar "las maniobras sediciosas encabezadas por punteros políticos vinculados al Frente para la Victoria".
"Daniel Scioli avala, con su silencio cómplice, este tipo de maniobras. Está pasando en los municipios de Buenos Aires donde perdieron y ocurre aquí en Tucumán. Se tiene que terminar con este tipo de conductas que violentan la Constitución y las normas", subrayó.
Para Cano, "Cambiemos tiene lo que hay que tener para gobernar" y se quejó de que "en Concepción se designaron en planta permanente a punteros políticos que nunca trabajaron y se dejó afuera a personas que hace años trabajan como contratadas para el municipio".
"Hay que terminar con los feudos de quienes se creen dueños de los que es de todos", puntualizó el excandidato.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora