Ante un horizonte incierto, por la escasez económica general, los intendentes salteños se preparan para tratar de pasar el invierno.
Responder a la demanda de los municipios por mayores recursos, por ahora, no está en la agenda de prioridades del Gobierno provincial.
Desde este ámbito se asegura que los municipios reciben el 22% del total de los recursos.
No obstante, de los 60 municipios, "más de la mitad está con problemas", sostiene el jefe comunal de Campo Santo y titular del Foro de Intendentes, Mario Cuenca.
La situación de las comunas "es apretada", observa el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, a la vez que advierte que hay obras que están paradas.
Con una economía nacional en zona de enfriamiento, con una inflación que no cede, los intendentes salteños ven que el panorama hacia adelante no es muy alentador.
Un municipio deja de tener sentido cuando solamente "paga sueldos", se escuchó decir tras la última reunión que mantuvieron los intendentes con funcionarios del área económica.
Precisamente, pagar el porcentaje de aumento que el Ejecutivo provincial acordó con los gremios estatales desvela a la gran mayoría de los jefes comunales.
Entre estos hay expectativa por la negociación de los gobernadores con Nación por la devolución de coparticipación a las provincias.
Cuenca considera que esos recursos "también tienen que ser coparticipado a los municipios", pero es consciente que eso "no se verá en breve".
El presupuesto 2016, de más de $31.300 millones, por el 12% de coparticipación impositiva, nacional y provincial, destina $2.095.803.397 a los municipios. Por el 1,5%, $261.975.425, lo que suma $2.357.778.882.
Por el llamado fondo de la soja, 30% nacional y 20% de provincia: $331.200.000 millones, llegando a $2.688.978.822.
Por descentralización de programas sociales de Nación: $397.193.250. Esto hace un global de $3.086.172.072, cifra que de un presupuesto de 31.300 millones representa un poco más del 9%.
No obstante, desde el Gobierno se asegura que a los municipios salteños se destina un 22% de recursos.
Algunos intendentes entiende que el Gobierno suma las regalías hidrocarburíferas e hidroeléctricas.
Según Cuenca, la descentralización de programas sociales "es buena, pero tiene que ser profundizada.
Nadie sabe en qué porcentaje se ejecutaron las obras incluidas en el presupuesto 2015. Se recuerda que el control está a cargo de las cámaras legislativas.
Un tema que hace a la relación. Ahora ya no se invita al titular del Foro a las reuniones del gabinete provincial.
El frío acecha y la mayoría de los intendentes dice que "hay que pasar el invierno".
Esperan que cuando el frío se vaya, las arcas de los municipios vuelvan a florecer.

cuadro.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora