Un intenso movimiento turístico se registró hoy durante todo el día en distintas rutas del país, especialmente en los accesos a la Costa Atlántica y los pasos hacia Chile, en el último fin de semana largo del año por la celebración de la Inmaculada Concepción de María y un feriado puente.

Como suele ocurrir en esta época del año, los visitantes además de disfrutar de unas minivacaciones planifican las próximas vacaciones y cierran reservas.

En el comienzo de la jornada, se registró una circulación de 2.800 autos por hora por la Autovía 2 en dirección a la Costa Atlántica desde la zona metropolitana de Buenos Aires.

El flujo de vehículos se mantuvo casi constante durante la mayor parte del día. Por la tarde, unos 2.700 vehículos por hora circulaban por el peaje de Samboronbón, mientras que se producían demoras en el tránsito especialmente a partir del kilómetro 100 de la Autovía 2.

También este jueves se produjeron demoras en las salidas de la Capital Federal, especialmente en el enlace entre las autopistas 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata.

En tanto, unos ocho kilómetros de cola, con demoras que alcanzaban las seis horas, se registraban este jueves en la zona de Uspallata, en la provincia de Mendoza, con miles de turistas argentinos que esperaban para cruzar a Chile en plan de compras.

Al igual que en el anterior fin de semana largo, por el feriado del 20 de noviembre, en conmemoración del Día de la Soberanía Nacional, miles de argentinos hicieron colapsar el paso fronterizo Cristo Redentor rumbo a Chile, tentados por la ofertas lanzadas por los comercios del país vecino, sobre todo en el rubro electrónico.

Este fin de semana largo turístico podría ser el último de su tipo en caso de prosperar un proyecto anunciado por el Gobierno nacional, el cual debe ser ratificado en el Congreso, para eliminar los feriados puente en el 2017.

El importante movimiento turístico desde la zona metropolitana de Buenos Aires a la Costa contrastó con la baja expectativa generada por las menguadas reservas hoteleras que se habían anunciado en distintos puntos turísticos.

En Mar del Plata, por ejemplo, la capacidad hotelera se vio colmada en un 80 por ciento, cifra muy alta en relación al escaso movimiento previo de las reservas.

Las peripecias de una ruta colmada podían verse recompensadas por el clima que se esperaba en distintas localidades de la Costa Atlántica, con días soleados y máximas cercanas a los 30 grados.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) pronosticó una temperatura máxima de 28 grados para el viernes en la ciudad de Mar del Plata, mientras que para el sábado los valores térmicos se elevarían hasta los 30 grados en La Feliz.

Hasta este martes, las reservas en los hoteles para este fin de semana largo apenas habían alcanzado el 31 por ciento en los principales destinos turísticos del país, según un informe privado que luego se vio desvirtuado por la realidad de viajeros que evidentemente se lanzan a la ruta sin preocuparse por tener reservado el alojamiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...