El 26 de marzo de 2015 casi mata a su pareja al atacarla por atrás, cortándole el cuello, cuando ella regresaba a su casa después de ir a un templo evangélico. Unos vecinos que vieron la terrible agresión a la mujer, en la calle Alem al 800, de General Gemes, la ayudaron y con su rápido accionar le salvaron la vida.
A días de cumplirse un año de aquel hecho, el atacante, Miguel Silisque Castillo, fue condenado a 11 años de prisión por el delito de homicidio doblemente calificado en grado de tentativa en perjuicio de Simona Aparicio.
La jueza vocal de la Sala IV del Tribunal de Juicio lo condenó en un proceso abreviado y dispuso que el hombre siga alojado en la cárcel de Villa Las Rosas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora