El día después del hallazgo de los restos mortales de un joven desaparecido hacía una semana terminó de develar que detrás del macabro hallazgo se esconde tal vez uno de los homicidio más brutales de los últimos meses.
El cuerpo de Emanuel Torres (de 17 años) fue hallado en estado de descomposición y con una soga atada a su cuello en un descampado sin árboles, en un pasaje o sendero de ripio que comunica parque La Vega con el barrio San Remo.
Fuentes cercanas a la investigación afirmaron ayer a El Tribuno que los restos, que se hallaban con el torso desnudo, ya fueron reconocidos tanto por su madre como por su abuelo materno y que solo resta el complemento del ADN.
En primera instancia, el fiscal penal actuante había calificado el suceso como muerte dudosa o posible suicidio. Sin embargo, en las primeras horas de ayer el Ministerio Público decidió trasladar el caso a la Fiscalía Penal de Graves Atentados 4, a cargo del fiscal Ramiro Ramos Ossorio, quien inmediatamente ordenó una serie de pericias complementarias sobre la actuación del día del hallazgo.
Hasta las últimas horas de ayer no se hicieron públicos los resultados de la autopsia realizada por los forenses del CIF y se dio como argumento el avanzado estado de descomposición que presentaba el cuerpo de Torres, que además había sufrido ya el ataque de la fauna cadavérica y de animales carroñeros.
Testigo
Un carrero, habitué de la zona, aseguró a El Tribuno a solo horas del hallazgo: "Pensábamos que era un perro pero se trataba de una persona, estaba boca arriba y calzaba una sola zapatilla, era muy joven, de no más de 20 años", señaló.
Para graficar su asombro aseguró: "Yo paso todos los días, hace diez días que dejé unos caballos en la zona, regresaba todos los días a verlos y nunca observé nada". Y dejó entrever que el cuerpo fue llevado hasta el lugar y abandonado a solo 50 metros de la ruta a San Agustín, en un lugar lleno de residuos y pastizales pero sin árboles.

Fin de la búsqueda

El hallazgo del carrero puso fin a una frenética búsqueda de Emanuel, que se realizó por todos los medios de comunicación y por las principales redes sociales.
Para el abuelo del joven se trató de un crimen espantoso, cuyo epílogo fue el intentar deshacerse del cuerpo en un basural.
El hombre aseguró a distintos medios de la capital que el sábado 29, el chico abandonó su domicilio de barrio Santa Ana 1, por diferencias con sus familiares y poco después fue visto por última vez cuando concurrió a la iglesia María Reina, de barrio El Tribuno, donde se entrevistó con algunas amistades.
Estas aseguraron que Emanuel estaba esperando a una persona que llegó antes del cierre del templo, realizado casi a la medianoche.
"La Justicia nos dijo que él se suicidó, pero no es cierto, a Emanuel me lo mataron", declaró su abuelo materno ayer.
En tanto, familiares del joven aseguraron también que visitaron el lugar del hallazgo no encontrando ni un árbol. "No tenía de dónde colgarse", denunciaron.
Entre sus pertenencias el joven conservaba su billetera con 100 pesos pero no así sus dos celulares.
Los últimos que lo vieron con vida fueron sus compañeros del grupo Palestra de la iglesia del barrio El Tribuno.

Inspección ocular

Como parte de la investigación, ayer los peritos del CIF hicieron una nueva inspección ocular en el lugar donde fue hallado el cuerpo de Emanuel. Buscaban más pruebas y, en especial, confirmar o descartar que se hubiera suicidado colgándose, ya que en el descampado recubierto de altas malezas y de basura, no hay árboles.
El lugar donde estaba el cuerpo ha sido motivo de reiterados reclamos de los vecinos que piden su limpieza e iluminación para tener más seguridad en sus viviendas.
Hasta las últimas horas de ayer no se habían hecho públicas la mecánica o causas clínicas del deceso del joven. Sí trascendió que en las próximas horas declararán los familiares del joven en la sede de la fiscalía de Ramiro Ramos Ossorio, el nuevo fiscal de la causa, cuya carátula la sociedad espera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


maria torres
maria torres · Hace 1 mes

que no le den el caso a la Buabse o le pidan opinion a Otobuey, van a decir "suicidio", como las chicas del San Carlos!!!!


Se está leyendo ahora