Tras una larga agonía, días pasado dejó de existir un conocido policía de Metán, quien en el mes de abril habría sufrido una feroz golpiza por parte de una familia rural, en cuyo domicilio la policía se había presentado para realizar un allanamiento.
En el caso está interviniendo la fiscal Ana Inés Salinas, que actualmente se halla de licencia y fue reemplazada por el fiscal Sergio Castellanos.
La víctima es el agente Gustavo Javier Quiroga, quien en abril pasado fue brutalmente agredido por los peligrosos hermanos Rodríguez, quienes residen en el denominado Camino a Balderrama, en las serranías ubicadas al oeste de San José de Metán. Los Rodríguez son reconocidos en la zona porque años atrás se tirotearon con la Policía que los buscaba por haber cometido ilícitos.
En el marco de la investigación de los expedientes caratulados como atentado a la autoridad contra Jesús Rodríguez y otros y homicidio agravado contra Germán Rodríguez y otros, atentado a la autoridad, amenazas y tenencia ilegal de armas de fuego, la Brigada de Investigaciones de Metán el jueves pasado, a las 6 de la mañana, realizó un allanamiento en la vivienda de los sospechosos, donde actuaron apoyados por personal de Infantería.
Allí procedieron a la detención de José Esteban Rodríguez (40), de Roberto Manuel Rodríguez (49) y de un menor de 17 años.
La Brigada de Investigaciones desde hace tiempo viene siguiendo la pista de los hermanos Rodríguez sospechados de haber provocado las lesiones que meses después le habrían costado la vida al agente Quiroga, quien se desempeñaba en la división Seguridad Urbana de la Unidad Regional 3. En abril pasado el agente había participado de un procedimiento en la casa de los Rodríguez, donde fue brutalmente agredido y falleció el mes pasado. El efectivo tuvo graves problemas de salud, principalmente por los golpes que recibió en la cabeza.
En el lugar se procedió a la detención de José Rodríguez y el secuestro de un revólver calibre 32, que estaba cargado y listo para disparar, como así también cartuchos del mismo calibre, una escopeta calibre 16 y cartuchos de esa arma, balas calibre 22 y gran cantidad de cuchillos, puñales y machetes, que se encontraban en los dormitorios de estas personas.
También se secuestraron dos grupos electrógenos de dudosa procedencia y se logró la detención de Roberto Rodríguez, quien opuso resistencia y atentó contra la integridad física del personal interviniente, por lo que se utilizó la fuerza pública para reducirlo.
Asimismo, se efectuó el secuestro de una motocicleta marca Yamaha, Crypton, que está denunciada como robada, y se detuvo a un menor de 17 años, quien sería el responsable de ese ilícito. Asimismo, uno de los grupos electrógenos estaría relacionado con un abigeato y robo.

Prófugos

Por otra parte, los efectivos de la Brigada de Investigaciones continúan buscando a los prófugos identificados como los hermanos Martín Ramón, Germán y Jesús Daniel.
"Los Rodríguez son grandes conocedores de las serranías del oeste de San José de Metán, donde se ocultan cada vez que tienen problemas con la ley. Son hábiles en el monte, están armados y son considerados peligrosos", dijo una fuente.
secuestro de armas.jpg
Secuestro de armas en el domicilio de los imputados.
Secuestro de armas en el domicilio de los imputados.

El agente Quiroga luchó con el gaucho Germán Rodríguez

La agresión al agente se produjo en un paraje rural de Metán, durante un operativo oficial.
En abril pasado los efectivos, entre los que se encontraba el fallecido agente Gustavo Quiroga, acudieron a la zona de Balderrama a verificar unos disturbios.
En el lugar también tenían que detener a Germán Rodríguez por robos y un supuesto abuso sexual.
Un efectivo que participó de ese procedimiento informó que Germán Rodríguez se resistió y luchó con el agente Quiroga, que intentaba calmarlo y reducirlo, pero el sujeto extrajo un cuchillo de su habitación y lo hirió en uno de sus brazos.
En ese relato no quedó claro cómo devinieron los hechos posteriores y la agresión que terminó siendo mortal, por lo que la investigación intenta aclarar algunos puntos oscuros, aunque eso no cambiará la calificación de la causa.
El efectivo tenía su casco de protección pero igualmente fue brutalmente golpeado con palos por Germán Rodríguez y otros miembros de su familia.
Quiroga sufrió lesiones en la cabeza que le provocaron la muerte en el mes de septiembre pasado.
El principal sospechoso de los golpes mortales es el conocido gaucho Germán Rodríguez, quien está prófugo desde entonces y se estima que reside en las serranías oeste que bordean el departamento Metán, lugar que conoce “como la palma de su mano”, según fuentes de la policía.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 2 meses

Ejecutar a toda a esa Familia de Mierda, la Policía lo puede hacer, qué esperamos, si sabemos que son mierda, que no sirven para nada?, Mataron a un Policía, no significa nada para sus compañeros?, les puede pasar a Uds. Sres., terminemos con esta porquería, es fácil.


Se está leyendo ahora