En la Justicia avanza una investigación sobre el manejo de fondos detrás de la contratación y compra de alimentos para presos federales. Están bajo la lupa montos millonarios: se estima que solo este año para la población de las tres cárceles en Salta se previeron casi 28 millones de pesos. Los allanamientos del 4 pasado julio en el Complejo Penitenciario del Noroeste, en Gemes, y en la Unidad 16, en Cerrillos, dejaron al descubierto nuevamente un problema que afecta a los servicios penitenciarios federales: la crisis alimentaria en los penales.
Según el presupuesto nacional que publicó en su página la Secretaría de Hacienda (www .economia.gob.ar), el Estado nacional destina anualmente una partida presupuestaria de casi 10 mil millones de pesos para sostener ese sistema. Esa cifra comprende salarios del personal penitenciario en actividad y retirado, traslados de detenidos, medicamentos, mantenimiento de cárceles y fondos para la construcción de nuevos centros de detención.
El Ministerio de Justicia de la Nación -del que depende el SPF- destina por año 514 millones de pesos a las unidades del Servicio Penitenciario Federal en todo el país para la compra de productos alimenticios, agropecuarios y forestales. Si a ese monto lo dividimos por la cantidad de internos que existen en el SPF, la Nación destina aproximadamente 48.908 pesos anuales por preso. Si tenemos en cuenta que en Salta existen 569 internos que son alojados en las tres dependencias federales, podríamos decir que a la provincia se destinan casi 28 millones de pesos por año en concepto de comidas.
Investigación
El lunes 4 de julio, en horas de la mañana, se realizaron en simultáneo un par de allanamientos en dos cárceles. Las inspecciones duraron hasta las 20 y se incautó documentación que acredita cuánto es la comida que ingresaba a los servicios penitenciarios federales. De la documentación secuestrada, desde la Fiscalía Federal de Salta detectaron que el Estado nacional le pago a la empresa Sial (encargada de entregar las viandas en los tres penales federales de Salta) desde 2012 a la fecha 186 millones de pesos.
El servicio de alimentación en las cárceles federales está tercerizado. Eso quiere decir que el Estado le abona a una empresa (en este caso Sial), que es la encargada de proveer los alimentos a los servicios penitenciarios.
La empresa antes mencionada actualmente sigue prestando el servicio de catering a las diferentes cárceles federales. Desde la Fiscalía explicaron que la metodología de entrega de viandas consiste en que la empresa Sial arma las cuatros comidas diarias a los 569 internos que son alojados en las tres dependencias federales.
Allanamientos
De los allanamientos intervinieron representantes del Juzgado, de la Fiscalía Federal N§ 2 de Salta, a cargo del coordinador de Distrito Eduardo Villalba, y de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), entre ellos los fiscales ad hoc José Nebbia y Fernando Vallone. También participó la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Los allanamientos se realizaron por orden del juez Miguel Medina, porque encontró la posibilidad de que la acusación que había realizado la Fiscalía sea cierta.
La investigación que desarrolló la Fiscalía Federal tuvo un lapso de ocho meses y se origina por las denuncias que realizaron las personas detenidas, tanto en la Unidad 16 como en el Complejo Penitenciario del NOA. "Los detenidos nos señalan que la comida era poca y de mala calidad", expresó Eduardo Villalba a El Tribuno. Y agregó: "En el marco de un hábeas corpus, hemos logrado constatar que era muy poca la comida que les llegaba a los internos. Paralelamente a eso, nos hemos dado cuenta de que el Estado pagaba sumas importantes a la empresa Sial que era la proveedora de alimentos".
Villalba explicó que la causa está en sus inicios, es decir que no hubo una declaración de indagatoria ni sanciones penales.
El fiscal contó que los allanamientos que se realizaron están dirigidos contra la documentación de esa empresa, en un principio, pero no pueden descartar que el Servicio Penitenciario Federal esté involucrado. Villalba aclaró que este organismo nacional no recibió fondos por parte del Estado para alimentos y que eran dirigidos directamente para la empresa Sial.
De la investigación que se está llevando a cabo en estos momento va a surgir qué se hizo con los fondos que destinaba Nación. De la misma están interviniendo la Procuvin y la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos), quienes realizan la auditoría para ver si surgen irregularidades o no.
"Ahora viene un análisis de la documentación tremendamente engorrosa y larga, destinado a determinar si efectivamente lo que pagó el Estado no ingresó en alimentos a los presos", comentó Villalba.
Cuidado de los presos
El Ministerio Público tiene la obligación de velar por la integridad de los presos y que estén en el adecuado estado. "En las visitas que realizó el Ministerio Público pudo ir recogiendo la opinión de los internos que se quejaban de la comida", expresó Villalba. El funcionario público explicó que cuando el Estado decide privar a una persona de su libertad, asume la responsabilidad de que tenga adecuada alimentación, eso es "un mandato constitucional".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alberto brandt
Alberto brandt · Hace 4 meses

Los sre.s delincuentes piensan que están en un hotel 5 estrellas, donde la mayoría de los que denuncia son nutricionistas, como para evaluar científicamente los que es una ración, ergo calidad nutricional, calorias etc etc. Que investiguen en el ministerio de justicia que es donde se hacen las licitaciones y asignaciones de servicios. Dado que es un área ajena a toda responsabilidad del l s. p.f

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 4 meses

A lo mejor los presos quieren ir a la quinta presidencial a comer un asadito, con su colega macri, ( por lo delincuente digo ) como paso con los Stones, que son otros que siguen robando y estan en libertad, por rara casualidad , lo mismo que hace macri, Ahhhhhhhhh, claro , Dios los cria y el viento los junta. . . . . . . . .macri = menem = hambre

Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 4 meses

Es bárbaro lo que pasa en éste País, en las cárceles sobre todo, éstos delincuentes viven mejor que la gente común, gozan de todos lo beneficios, tienen de todo!, la mejor comida, carne todos los días mientras hay chicos que se mueren de hambre día a día y los DDHH están supervisando la comida que le dan a estos delincuentes. Todo al revés, tienen más derechos que los ciudadanos que pagamos impuestos , que andamos en la derecha, pero que le vamos a hacer este país es al REVÉS, hay que ser fulero para andar bien. cuándo sacarán estos DDHH de mierda del País?, SON PARÁSITOS DEL PUEBLO!!!!, defienden a delincuentes y nó a las victimas de ellos, como me gustaría que a alguno de ellos le pase algo, ahí se darán cuenta que no es así la cosa, ojalá le toque a alguno de ellos.-

Sen sei
Sen sei · Hace 4 meses

........


Se está leyendo ahora