Entre hoy y el 25 del corriente los testigos de Jehová del norte de la provincia convocan a La Gran Asamblea que se realizará en el complejo polideportivo de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán.
La misma se celebra en forma simultánea en más de 237 lugares alrededor del mundo bajo el lema "seamos leales a Jehová". Durante los tres días asistirán discípulos de este credo de los departamentos Orán y San Martín para participar de un programa de educación bíblica; entre los temas programados se plantearán "el amor leal de Jehová es mejor que la vida"; "Lealtad en pensamiento, palabras y acciones", y se realizará una representación sobre algunos hechos bíblicos.
El sábado está previsto el bautismo de los nuevos discípulos. Esta ceremonia, para los miembros de este credo, es muy especial ya que los fieles y nuevos discípulos, para ser bautizados deben sumergirse en el agua. Según los Testigos de Jehová: "Bautizarse es más que sumergirse en agua. Es un acto simbólico muy importante. El hecho de que usted se sumerja simbolizará que "muere", es decir, que abandona su estilo de vida anterior. Y el que salga del agua indicará que a partir de ese momento vive para hacer la voluntad de Dios. Nunca deberá olvidar que se ha dedicado al propio Jehová Dios, y no a una obra, una causa, un ser humano o una organización. Su dedicación y su bautismo son el comienzo de una amistad íntima con Dios. Sin embargo, el bautismo no garantiza la salvación".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora