Dijo una vez el educador Paulo Freire que "no es posible pensar en transformar el mundo sin un sueño, sin una utopía, sin un proyecto". Tampoco es factible esperarlo todo del Estado o de la voluntad política. Por ello, en Atocha I, II y III y La Lonja conformaron la red "Juntos podemos más" para intercambiar propuestas y experiencias, entendiendo que el destino de esta zona se escribirá a partir de una responsabilidad compartida.
Así, se unieron la policía comunitaria de Atocha, la Fundación Anawin, la mesa de gestión de Techo, el centro vecinal y el CIC de La Lonja III, la escuela Nuestra Señora de Atocha, el centro de salud, el equipo de Escuelas Abiertas que opera en la zona, la Asociación Sembrando Futuro, el vecino Jesús Lambertini, el CDI Felizmente, la escuela de fútbol para niños Creciendo juntos, el comedor Jesús te ama, el comedor y SUM, la Escuelita Dominical y Promeba para llevar a cabo un proyecto de cooperación horizontal.
La red "Juntos podemos más" está conformada por instituciones de probada eficacia en generar un sentido de pertenencia y trabajo común.
De hecho esta confianza ganada individualmente les ha permitido organizar juntos desde abril de este año festejos para jornadas como el Día del Niño y la celebración de la Pachamama. Ahora invitan a los vecinos a una caminata comunitaria por la paz y la familia, que se realizará el sábado 26 de este mes, de 9 a 13.
Pautaron que los participantes deberán concentrarse en la avenida principal de La Lonja I (carnicería Koko, manzana 131 A). Luego de recorrer las calles del barrio, llegarán a la escuela N§ 4848 Nuestra Señora de Atocha. Allí habrá una carrera de postas, sorteos y un show como cierre de la actividad.
Todas las voces
Las quince instituciones alegan tener preocupaciones en común como la drogadicción, el embarazo adolescente y la disgregación de las familias.
"Los habitantes de la zona en general ven sus necesidades básicas insatisfechas. Necesitan de obras de urbanización como cordón cuneta, cloacas, y también la mejora de los espacios verdes", señaló a El Tribuno Paolo Correa, trabajador social del programa nacional Promeba. Sin embargo, agregó que "es una comunidad muy participativa y organizada, aunque hay ideologías políticas que influyen en los destinos del barrio".
Mientras que Javier Gómez, de la Asociación Sembrando Futuro, contó: "Se logró con la red que las instituciones trabajen juntas con un mismo fin y gracias a eso tenemos una comunidad más socializada y participativa".
Por su parte la encargada del comedor Jesús te ama, Adriana García, destacó: "Nos reunimos porque todo lo improvisado nunca sale bien. Entonces, qué mejor que estar articulados a nivel comunitario para lograr un objetivo. Yo quiero que a mi comunidad no le falte nada y creo que esto lo podemos lograr todos unidos". De hecho, ella junto con el cuerpo de Policía infantil vienen cambiando realidades de los niños y jóvenes del lugar con la puesta en común de buenas prácticas. Agregó que ahora la red les genera ilusión a los vecinos porque ven que el equipo de trabajo se basa en el respeto, la confianza y el acompañamiento mutuo, a pesar de los cambios coyunturales y políticos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora