La ofensiva del ejército iraquí en Ramadi tiene como objetivo la sede del Gobierno, donde permanecen unos 400 yihadistas.
Tras su ofensiva del martes 22 de diciembre, en la que consiguieron adentrarse en el centro de Ramadi, las tropas gubernamentales seguían intentando expulsar al Estado Islámico (EI) de la ciudad, pero su avance se veía ralentizado por los artefactos explosivos, los francotiradores y los ataque suicidas de los yihadistas.
Las fuerzas de Bagdad no consiguen tomar un cruce estratégico en el barrio de Hoz, cercano a la antigua sede gubernamental, cuyo control es clave para reconquistar la ciudad tomada por el EI en mayo.
La calles de Ramadi se volvieron peligrosas ante la sucesión de ataques que se producen.
"Los combates causan estragos entre los miembros de Dáesh (acrónimo árabe del EI y las fuerzas iraquíes", afirmó Ahmed al Dulaimi, un capitán de policía.
Dos miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes murieron y nueve resultaron heridos en las últimas horas. Al menos tres más fallecieron el viernes, según un alto oficial y dirigentes locales.
Mueren 32 yihadistas
Entre los yihadistas, al menos 23 murieron el viernes pasado, añadieron esas fuentes.
Las tropas iraquíes calculan que quedan menos de 400 combatientes del Estado Islámico en Ramadi, capital de la provincia occidental de Al Anbar. "La octava división del ejército y las fuerzas de élite del servicio antiterrorista (CTS) avanzan", afirmó el coronel Steve Warren, portavoz de la coalición internacional liderada por Washington que brinda apoyo aéreo a las tropas iraquíes.
Las tropas iraquíes no sólo se vieron frenadas por los coches bomba, sino también por el hecho de que algunos civiles quedaron atrapados en sus casas a raíz de los combates.
La pérdida de Ramadi en mayo fue la peor derrota infligida a las tropas de Bagdad por el ISIS, desde que el grupo yihadista tomó un tercio del territorio del país el año pasado.
El ejército gubernamental llevaba meses preparando el asalto, y poco a poco había logrado controlar los puentes y las carreteras estratégicas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora