El cambio de ciclo político le permitió a los principales ejecutivos de la industria automotriz mostrar una visión más optimista sobre el escenario que enfrentará la industria. Tienen esperanzas de que el nuevo gobierno pueda resolver dos de sus principales problemas en el corto plazo: la escasez de dólares y la reformulación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI).
En una entrevista Isela Costantini, presidenta de General Motors y futura titular de Aerolíneas Argentinas, expresó que "hay mucha expectativa de que se pueda resolver. Esperamos un acuerdo con el nuevo gobierno. La deuda sigue creciendo y vemos un fin de año más complejo, estamos dispuestos a discutir el pago de esas obligaciones con un bono".
La ejecutiva anticipó que habrá un patentamiento más bajo y expresó que no puede adelantar si subirán o no de valor los autos durante el 2016. En ese sentido expresó: "Depende de las medidas que tome el nuevo Gobierno, tenés un impacto que es dólar y un impacto que es inflación. Habrá que ver qué hace cada sector para adaptarse a los cambio".
Constantini agregó: "Entendemos que no hay reservas, es el limitante que tenemos, hoy una demanda de venta de autos no la podemos atender, la industria podría ser mucho más fuerte de lo que esta siendo". "El tema es la especulación que se puede dar, somos una industria que seis meses antes de comenzar la producción tenemos que saber qué vamos a producir, por eso la previsibildad es muy importante".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia