El jefe comunal mosconense, Isidro Eleuterio Ruarte, hizo un repaso de lo que fue el pasado año de gestión correspondiente a su quinto mandato al frente de Mosconi, y remarcó como hecho saliente que en los doce meses de 2016 no se registraron cortes de ruta ni conflictos en el siempre difícil municipio norteño.
¿Cómo inicia este segundo año de gestión y quinto periodo al frente del municipio?
Bastante bien, tranquilos, porque logramos que los números cierren para poder cumplir con los sueldos, con los proveedores y con todas las obligaciones que se generan a diario. No nos sobra nada, como seguramente le sucede a muchos municipios, pero hemos puesto énfasis en ordenar las cuentas porque en 2015 esto era un caos. Reconozco que el intendente que me antecedió no dejó grandes deudas, salvo 2 millones de pesos que se les debía a los empleados municipales por algunos ítems. Lo que quedó mal fue un parque automotor obsoleto que tenemos que renovar en su totalidad, porque mantener los vehículos en ese estado nos insume muchos recursos.

¿Está prevista la adquisición de maquinaria pesada?
Este año preveo comprar, por lo menos, un camión recolector de residuos y una pala cargadora. Adquirir una simple camioneta es un gran esfuerzo para un municipio como Mosconi y mucho más comprar maquinaria pesada, pero es necesario porque tenemos que brindar servicios. No obstante eso no será todo, porque en Mosconi tenemos una obra que es emblemática y que queremos terminar por lo menos en la primera etapa: la Casa Municipal y junto a ella, la estación terminal de ómnibus.

La terminal estaba prevista dentro del Fondo de Reparación Histórica...
Pero no se hizo por una falta de gestión y errores en la administración municipal anterior. Los fondos estaban disponibles y había que impulsarlos desde el municipio, pero como la Provincia quiere terminar todas las obras previstas en el FRH, Mosconi seguramente tendrá su terminal. Lo poco que se hizo, como la nivelación del terreno donde debe levantarse ese edificio, se hizo mal. Lo que pasó es que la comuna estaba manejada por gente de Salta, algo que nunca sucederá durante mi gestión. No tengo pensado salir de vacaciones porque creo que hay demasiado por hacer y no me gusta delegar, porque mis vecinos me votaron a mí como intendente.

¿Qué obras se están ejecutando con los fondos del Bicentenario?
Estamos haciendo cloacas y pavimento, dos de las obras que más requiere la población. Hasta el momento no sabemos en qué se invertirá ese 80% que administrará la provincia, particularmente en este municipio. Además de la terminal seguramente se invertirá para mejorar el servicio de agua, un tema de nunca acabar y que no tiene solución en todo el departamento San Martín. También tenemos prevista una obra de desages para la zona de Recaredo y que quedó adjudicada por la Nación en la gestión anterior kirchnerista, pero no se ejecutó: se trataba de un fondo de 19 millones, pero seguramente ahora se necesitará mayor inversión y afortunadamente, con varias gestiones que hicimos en Buenos Aires, la logramos recuperar.
Este año será importante para la localidad de Coronel Cornejo que también depende de nuestro municipio, ya que ingresó a un proyecto nacional para dotarlo de toda la infraestructura como agua, cloacas, pavimento, alumbrado de calles y otras obras complementarias. Cornejo se merece eso y mucho más por todo lo que en materia de hidrocarburos le aportó a la Nación durante tantos años.

¿Cuál es la situación de los empleados municipales?
Mosconi tiene 320 empleados de planta, lo que a mi entender es un exceso. Por eso queremos que quienes estén en edad y con los aportes necesarios, se jubilen, si bien el problema es que nadie se quiere ir. Los trabajadores municipales de este municipio están representados por cuatro gremios y es muy difícil consensuar con todos. Muchas veces los gremialistas defienden situaciones que son indefendibles. Tengo empleados que cobran religiosamente sus haberes, pero hace 5 años que están de licencia por enfermedad. Es por eso y otras situaciones similares que todos los meses necesitamos 5 millones de pesos para cumplir con los salarios y evitar conflictos o cortes de ruta. En Mosconi, las medidas deben tomarse con consenso, sin generar malestar, hay que andar con cuidado. Hace un año que estamos en paz y eso cuesta bastante e implica trabajar desde muy temprano y ser muy responsables en las decisiones que se adoptan.

¿Qué proyecto tiene para Vespucio?
En relación a Campamento Vespucio vamos a insistir para que sea designado como "lugar mágico", porque creemos que tiene todas las condiciones para acceder a ese beneficio que otorga el BID. El año pasado quedamos preseleccionados, pero lamentablemente otros municipios con muchas más experiencia que nosotros tuvieron la dicha de ganar ese certamen que lanzó la Provincia. Esta vez vamos a participar con más experiencia, porque Vespucio es un lugar verdaderamente mágico, pero además es necesario que se mire también al norte porque hasta hace algunos pocos años las fuentes de ingreso más importante eran el gas y el petróleo. Ahora es tiempo de encontrar alternativas en turismo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia