Alumnos de la escuela de Isonza, en el departamento San Carlos, con la colaboración de estudiantes y docentes de la UNiversidad Nacional de Salta (UNSa), construyeron el primer molino eólico. Se trata de un proyecto impulsado por la ONG 500RPM y la Asociación Argentina de Energía Eólica, quienes vienen desarrollando este tipo de proyectos en todo el país desde 2012.
Con sus propias manos los chicos tallaron perfiles aerodinámicos en madera de cedro, armaron las bobinas de cobre, cortaron metal, ensamblaron todas las partes y de esa manera el molino quedó en funcionando en la escuela 4.596 Martín Miguel de Gemes, ubicada dentro del parque nacional Los Cardones.
El generador eólico es un gigantesco molino de viento conectado a un generador eléctrico que aprovecha la fuerza del viento para mover las aspas y producir energía, la que no produce ningún tipo de contaminación ni residuos, por lo que está considerada como uno de los sistemas de generación de energía más limpios que existen actualmente.
Más de 30 personas trabajaron en la construcción del aerogenerador, lo que se concretó con el apoyo del departamento de Física de la UNSa, a cargo del doctor Fernando Tilca, y con financiación del programa nacional Procodas para proyectos de "tecnología para la inclusión social". El aerogenerador fabricado es de diseño Piggott, que es utilizado en todo el mundo por numerosas organizaciones para la electrificación rural. "Por su simpleza y robustez, lo hacen ideal para lugares alejados", explicó uno de los técnicos. El que se instaló en la escuela rural de Isonza es de 350 watts de potencia nominal y será utilizado para cargas de computadoras portátiles y teléfonos celulares de docentes y alumnos. Con tal motivo se prevé la creación de un aula de computación que podría ser abastecida por el mismo.
escuela isonza molino viento energia eolica.jpg
Un trabajo en equipo que ya puede ofrecer sus primeros frutos para todos los habitantes de la comunidad. 
Un trabajo en equipo que ya puede ofrecer sus primeros frutos para todos los habitantes de la comunidad.
Luciana Proietti, responsable de prensa, dijo que la ONG 500RPM es una organización dedicada a difundir esta tecnología tanto a través de los proyectos como de cursos abiertos a todo público. "La provincia de Salta tiene vientos aptos para la energía eólica, principalmente en los valles calchaquíes y en la puna. Además en las zonas con montañas siempre es posible hallar sitios propicios, dado que se generan túneles de viento naturales", refirió el ingeniero Esteban van Dam, cofundador de 500RPM. Dijo que se eligió a la escuela de Isonza por estar situada en una zona con buenos vientos y también por tener una necesidad energética, tal como lo señaló Héctor Vargas, director de la escuela beneficiada con el molino. "Tenemos paneles solares, pero fueron pensados para otra realidad. Ahora con las nuevas tecnologías se necesita más energía y nos estábamos quedando sin luz", sostuvo.
Tras la instalación del molino los técnicos dictaron cursos de capacitación práctica de operación y mantenimiento del equipo para la comunidad educativa. Desde que se puso en funcionamiento el molino estuvo girando a gran velocidad y generando energía. Las primeras pruebas se realizaron con computadoras, teléfonos celulares y en las aulas. "Todo el fin de semana fue una fiesta. La escuela nos recibió con mucho cariño y nos deleitó con la gastronomía típica, de la mano de Eva y Crisanto y varios ayudantes de cocina", contó emocionado un participante.

El equipo de trabajo

Los docentes a cargo el proyecto fueron: Manuel Pérez Larraburu, estudiante de ingeniería industrial; Esteban van Dam y Luciana Proietti, cofundadores de 500RPM.
Por la Universidad: Emanuel Atahualpa Armata, César Artunduaga, Federico Albesa, Humberto Bárcena, Jorge Luis Cabrera, Ignacio María Courel, Andrés Emanuel Díaz, Florencia Rocha, Mario Romero, Fernando Tilca.
Por la escuela de Isonza: los profesores Gustavo Ángel Tolaba, Hugo Ariel Torres, Pedro Miguel Carrizo y Diego Omar Tapia; los estudiante secundario Diego Matías Burgos, Robinson Abelardos Tolaba y Cristian Daniel David Tolaba; el director de la escuela, Héctor Federico Vargas y la maestra Nilda Plácida Delgado.
Participantes particulares: Javier Alejandro Hosen Ramos, José Espín Canovas, Alan Martín Almendras, Héctor Alejandro Fiad, Cecilia Gutiérrez, Hernán Patricio Núñez Godoy, Iván Edgardo Apaza, Cristina de los Ángeles Figueroa Quiñonez, Mónica Moya, César Vale, Pamela Natan, Paolo Spallanzani, José Rodríguez y Clément Fournajoux.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia


Adrian Lo
Adrian Lo · Hace 7 meses

Felicitaciones por lograr los objetivos del proyectos!!!