Cuando ingresaba mansamente y sin custodia de las fuerzas de seguridad por una puerta lateral de la delegación cordobesa de la Policía Federal, Ricardo Jaime alcanzó a decir a un canal de noticias que lo aguardaba: "Me enteré por los medios del pedido de detención, llamé para avisar que estaba en Córdoba y me pidieron que venga solo". Y fue.
Así terminó una corta pero intensa ola de suposiciones sobre el paradero de Jaime y empezó un nuevo derrotero judicial para el exsecretario de Transporte de la Nación de Néstor y Cristina Kirchner, esta vez, investigado por malversación de fondos por la compra de chatarra ferroviaria a España y Portugal por más de 100 millones de euros.
El juez federal, Julián Ercolini, ordenó ayer la detención del exfuncionario kirchnerista, a quien prevé tomarle declaración mañana; y del empresario de origen español Manuel Vázquez, amigo y señalado como testaferro del exsecretario de Transporte de la Nación, quien también ya quedó a disposición de la Justicia.
Jaime deberá responder ante el juez que lo investiga por supuesta malversación de fondos, cuya pena va de los dos a los diez años de reclusión o prisión e inhabilitación absoluta perpetua.
También fueron citados como imputados a indagatoria para los próximos días, sin detención pero con prohibición de salir del país, el sucesor de Ricardo Jaime en la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi; Ignacio Julián Soba Rojo, un octogenario señalado como otro "prestanombre" de Jaime; y Ricardo Domingo Testuri.
En detalle, a Jaime se lo investiga por la compra de material ferroviario a España y Portugal por montos que se consideraron de una "desproporción exorbitante" en relación a la calidad de lo adquirido, que -en muchos casos- ni siquiera sirvió para ser utilizado como repuestos.
"Los fondos abonados por el material rodante adquirido eran de desproporción exorbitante en relación a su calidad y funcionalidad real", advirtió Ercolini en la resolución en la que dispuso detener a Jaime y a su exasesor, Manuel Vázquez.
El juez consideró que lo ocurrido "hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la Administración Pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas y que justamente debían proteger el patrimonio estatal".
Ercolini se refirió al perjuicio económico ocasionado al Estado porque las compras, en su mayoría vagones destinados al ferrocarril Belgrano Cargas, no sirvieron ni siquiera como repuestos". El objetivo del plan en el marco del cual se hicieron las adquisiciones era modernizar la flota ferroviaria, algo que no se cumplió.
Jaime era titular de la Secretaría de Transporte de la Nación y fue quien firmó los contratos y ordenó los pagos.
Esos contratos se firmaron con las empresas españolas Renfe y Feve por 76.313.108.85 euros (306.108.878,86 pesos para aquella fecha) y con la portuguesa Caminhos de Ferro Portugueses por un total de euros 25.639.896 (99.976.197,74 pesos).
Embed

Tres condenas y muchas causas

El martes, Jaime debe responder por otras tres causas en su contra. La detención de Ricardo Jaime sacudió ayer a la opinión publica. Sin embargo el exfuncionario está habituado a los pasillos de tribunales.
Jaime cuenta con tres condenas por distintos delitos: en septiembre de 2013 la Justicia de Córdoba le impuso seis meses de prisión por el intento de destrucción de una tarjeta que lo comprometía durante un allanamiento en la causa por enriquecimiento ilícito; en octubre de 2015 fue sentenciado a un año y medio de cárcel en un juicio abreviado en donde reconoció haber recibido dádivas de empresarios a los que debía controlar, quienes también fueron condenados; en diciembre de 2015 recibió cinco años de prisión por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública por la tragedia de Once, pero el tribunal le impuso una pena única de 6 años de prisión por las dos condenas anteriores.
A fines de febrero el juez federal Norberto Oyarbide dictó un nuevo procesamiento en su contra por la compra de 120 coches del ferrocarril Belgrano Norte, cuando el plan original era adquirir solo 80 unidades.
El martes Jaime tenía previsto comparecer ante la Justicia por tres causas pendientes: justificar el origen de los fondos con los que adquirió una moto de agua, presentar los fundamentos de su apelación al procesamiento que le dictó Oyarbide, y prestar declaración ante el juez federal Sebastián Ramos en una causa por no haber llamado a renegociar los contratos ferroviarios durante su gestión.

A disposición de la Justicia

El exasesor de Jaime estaba escondido en el placard de su casa. Poco antes de las 13.30, entre insultos de vecinos que se acercaron al lugar, efectivos de la Policía Federal escoltaron a Ricardo Jaime con chaleco antibalas y esposado hacia una camioneta de Gendarmería para trasladarlo a Buenos Aires, donde quedó detenido e incomunicado a la espera de que el juez Julián Ercolini le tome declaración indagatoria.

Escondido en el placard

La orden de Ercolini también recaía sobre el exasesor Manuel Vázquez, quien se encontraba escondido en el ropero de su casa de la localidad bonaerense de Acassuso cuando el personal de Gendarmería ingresó al domicilio para cumplir con la decisión judicial.
Ambos imputados deberán "ser alojados en las dependencias de la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales Buenos Aires de la Gendarmería Nacional", para ser trasladados mañana a los Tribunales de Comodoro Py "con el objeto de recibirles declaración indagatoria".
Consultado sobre la posibilidad de quedar detenido hasta que se termine el proceso judicial, Jaime manifestó: "No es que tenga miedo, pero me parece que no tiene sentido. Me voy a poner, como siempre lo he hecho, a disposición de la Justicia. Nunca he evitado que la Justicia tome las medidas que tiene que tomar".
Algunas fotos de los trenes inservibles comprados por Ricardo Jaime

Fueron tomadas para confirmar la mala calidad del material ferroviario comprado a España y Portugal

trenes.jpg
trenes2.jpg
trenes3.jpg
trenes4.jpg
trenes5.jpg
trenes6.jpg
trenes7.jpg
trenes8.jpg


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


carlos  mena
carlos mena · Hace 8 meses

todos los salteños son OPAS,siguen y siguen votando a los mismo politiquillos ladrones de esa provincia no se cuando van abrir los ojos.por 2 pesos se venden.la verdad que como salteño me da asco cada vez que voy a mi provincia gente mas pobre los precios por las nubes,hay un monton de piojosos resucitados que nadie los conocia y ahora son politico, aver cuando esa sociedad machista,cerrada como dicen se levantan y pelean o son maricones hay que para de una vez con todo esto.

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 8 meses

son los LEGADOS DE LA DECADA CAGADA ......LOS GRANDES LADRONES .......CHOROS ....DE LA MAFIA DE LOS KKKKKKKK ......amparados por la IMPUNIDAD Y CORRUPCION DE SU JEFA.......estos hace rato tendrian que estar en CANA........EN LA CARCEL .....junto con la MILAGROS SALAS.........y TODO EL RESTO DE LA MAFIA.....EMBARGAR TODOS LOS BIENES DE FAMILIAS E HIJOS ....TODOS ...TODOS.........


Se está leyendo ahora