El juez federal Norberto Oyarbide procesó al exsecretario de Transporte Ricardo Jaime por malversación de caudales, a raíz del supuesto mal manejo de fondos en la reparación de trenes de una concesionaria.
Fuentes judiciales informaron que el magistrado dictó la medida ayer y además trabó un embargo a Jaime por un millón de pesos.
Jaime cuenta ya con tres condenas por hechos de corrupción, las cuales fueron unificadas en seis años de prisión, al ser condenado a una pena única por administración fraudulenta, ya que se probó que el dinero público no se aplicaba a la mejora de las formaciones y luego ocurrió la tragedia ferroviaria de Once.
Esta causa en la que fue procesado por malversación data de 2003 y anteriormente tramitaba en el Juzgado Federal 9 de Luis Rodríguez, pero éste la trasladó por compensación a su par Oyarbide, y el fiscal es Carlos Stornelli.
Jaime contaba con una falta de mérito en esta causa, esto es, que no hay elementos para procesarlo, pero sí una sospecha establecida, dictada por el juez Rodríguez.
No obstante, ahora Oyarbide decidió procesarlo en esa investigación.
El exfuncionario fue acusado porque dispuso desde la Secretaría de Transporte, de la que estuvo a cargo entre 2003 y 2009, la reparación de 120 coches de la empresa Ferrovías que correspondían al Ferrocarril Belgrano Norte, pero una normativa previamente dispuesta había fijado el número de unidades a reparar en 80, por lo que Jaime se excedió, y además según el contrato firmado no debía ser el Estado nacional quien solventara ese gasto sino la propia concesionaria.
En la causa el entonces fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido había aportado pruebas por esa operación, que significó una suma aproximada de 100 millones de pesos.
En otra causa que involucra a Jaime y al empresario ferroviario Cirigliano, los dos confesaron haber dado y recibido coimas y hasta ofrecieron "devolver el dinero" en cuotas para que les rebajen las condenas.
Jaime tenía control de todos los transportes en Argentina: barcos, aviones, trenes, camiones, colectivos y la Secretaría a su cargo repartía los subsidios correspondientes.

Subsidios

Ricardo Jaime fue secretario de Transporte desde el año 2003 al 2009. La política pública de entonces era subsidiar al transporte público para poder sostener una tarifa que no impacte en el bolsillo de la gente. Se calcula que la Secretaría de Transporte pagó en subsidios 20 mil millones de pesos.
Si bien estaba en la línea del Ministerio de Planificación, no reportaba a Julio De Vido, con quien no tenía una mala relación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


PATROCLO REY
PATROCLO REY · Hace 9 meses

A LAS PRUEBAS ME REMITO . PARA CUANDO UNA MARCHA A LA PLAZA POR ÉSTE KORRUPTO?


Se está leyendo ahora