Fue un mediodía distinto en Salta. Jazmín Chebar y el Alto Noa convocaron a sus clientas para un evento exclusivo. Con el marco de la hermosa Finca Valentina, con vista a los cerros y entre limoneros y jazmines, la diseñadora Jazmín Chebar presentó en un desfile su colección.
El verano es una fiesta y Jazmín lo interpreta a la perfección. Las texturas, estampas y un mix de estilos (clásico de la marca), se reinventan y este verano se potencian con cueros metalizados, sedas estampadas, bordados en hilos de relieve, detalles en piedras y metal, siempre con la impronta característica de la diseñadora Jazmín.
Para el día llegan los brillos en prendas casuales como las bombers y las remeras estampadas. Los tejidos frescos y genuinos de verano con lúrex se suman a este mundo de brillo. Los zapatos metalizados acompañan la movida con variantes de playa y ciudad.
El pantalón cropped dice presente y Jazmín propone para ellos, tops con vuelo y breteles finos. El toque artesanal clean se profundiza; ya sea en los hombros de un saco, los puños de una camisa o el botón de un cuello.

Una estación especial

El verano llega en tres etapas, una primera de colores disco y brillos volcados en una colección de día, luego una primavera muy floral en estampas de hojas gigantes y una tercera etapa alto verano en colores nude, blanco y azul mediterráneo.
Continuando con su incansable vocación de poder ofrecer un jean para cada mujer y para cada estilo y ocasión de uso, la propuesta de este verano sigue explorando texturas, tejidos, lavados, contrastes y sobretodo diferentes calces para las salteñas que aman este estilo de pantalón.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia