Jonathan de Falco, nacido en Bélgica, iba a ser un jugador prometedor, pero se quedó en el camino. Sin conseguir explotar como se esperaba de él, una larga lesión le abrió las puertas de su nueva y exitosa profesión.

De Falco comenzó su carrera deportiva con 20 años en el OH Leuven de tercera división de la liga de su país natal, al año siguiente consiguió ascender a segunda con este mismo equipo. En 2006 fue transferido al Deinze, donde jugó durante tres años; más tarde, en 2009, pasaría por el KSV Sottegem; y el último equipo donde jugaría antes de retirarse fue el Racing Malinas.

Pero a este lateral derecho le llegó pronto la retirada del fútbol y decidió ganarse la vida de otra manera, y encontró la solución en el mundo de la noche. De Falco estuvo durante varios meses bailando y haciendo striptease en bares de ambiente y fue ahí donde se abrió paso en su nueva profesión, el cine porno gay. Ya que una noche conoció al dueño de una productora de vídeos porno de este género y aceptó actuar en alguno de ellos.

A partir de este momento decidió utilizar el pseudónimo de Stany Falcone para su carrera como actor porno, y presume de "participar en grandes producciones francesas, inglesas y americanas". De Falco está seguro de querer seguir dedicándose al porno, "mientras esto dure" y además confiesa que: "Hoy me siento mucho mejor con mi cuerpo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora