A pesar del anuncio realizado por el actual gerente del hospital Joaquín Castellanos de General Güemes, doctor Jorge Barni, sobre su alejamiento del cargo en base a un memorándum recibido por el que se nombraba desde el Ministerio de Salud a su colega el médico Jorge Rocha como sucesor, ayer, sorpresivamente, el secretario de Servicios de Salud, Francisco Marinaro Rodó, anunció la continuidad en el cargo del mismo Barni.
"Realizamos un relevamiento en el hospital de Güemes y nos encontramos con tres factores decisivos para adoptar esta medida; la primera es su honestidad, la que puso de manifiesto en todas sus acciones; segundo, su capacidad de trabajo, demostrada en los cambios positivos producidos y tercero, las obras en ejecución, las cuales van a ser apoyadas económicamente por el Ministerio. Solo el cuarto punto es de tipo negativo: se trata de su carácter exacerbado, lo que lo llevó a tener inconvenientes con parte del personal", comentó Marinaro Rodó a los medios locales, para sorpresa de propios y extraños.

Dimes y diretes
Los comentarios en la ciudad fueron in crescendo para dar con las razones que llevaron a Marinaro a desdecirse o volver sobre sus pasos respecto de la resolución del 2 del corriente, por la que se nombraba gerente general a Rocha. Lo que más se escuchó fue que el nuevo gerente, que nunca llegó a asurmir, habría anticipado a las autoridades ministeriales que nombraría a Horacio Mdalel en la subgerencia y a Darío Rallé en la gerencia de atención primaria, ambos profesionales muy resistidos por la comunidad de General Güemes, razón por la cual no se cumplió con el proceso de cambio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...