La muerte de al menos cinco personas durante una fiesta tecno en Costa Salguero (Buenos Aires) puso en evidencia el consumo de drogas sintéticas por parte de jóvenes y adolescentes.
En las últimas horas se supo que algunas de las víctimas fatales utilizaron éxtasis. La droga es considerada de gran dependencia psíquica. Dedicado al estudio de la toxicología desde hace muchos años, el especialista salteño Jorge Borelli dialogó ayer con El Tribuno sobre el impacto de este tipo de sustancias.
¿Qué es el éxtasis?
Es un psicoestimulante que tiene una serie de síntomas, sobre todo neurológicos, como excitación, aumento del ritmo de la frecuencia cardíaca y cambio de comportamiento. En general, es una droga con trastornos de excitación que posibilitan, entre otras cosas, cuadros convulsivos. Es como toda droga, tiene un riesgo para la salud pero también resulta un riesgo para la sociedad. A veces se tiene un falso concepto. La gente cree que el éxtasis es una sustancia inofensiva y eso es totalmente erróneo. La diferencia está en la dosis nada mas.
¿Está de moda?
Es una droga que últimamente está muy divulgada. Las estadísticas muestran que el consumo es cada vez mayor y, al producir desinhibición, este tipo de fiestas son el lugar donde pueden darse situaciones como las que vimos. Consumirla de manera conjunta con el alcohol puede provocar estados graves e inclusive la muerte.
¿Qué aspectos pueden hacer que se desencadene una muerte?
Uno sabe o se da cuenta de que en estos ambientes no solo puede haber consumo de éxtasis, como en este caso, sino también de otro tipo de sustancias peligrosas. No me sorprendería que en ese lugar puedan haber consumido drogas de las que nosotros llamamos de "síntesis" junto con alcohol o bien otros psicoestimulantes con efectos anfetamínicos.
¿Cuáles son los efectos en la salud?
El corazón llega a funcionar a tanta velocidad y con tanta rapidez que la contracción de ese músculo puede provocar una severa taquicardia. El incremento de la frecuencia cardíaca la podemos tolerar hasta una determinada cantidad de frecuencias por minuto pero existe un momento en el que el corazón está bombeando tan rápido que no puede llenarse de oxígeno y mandar al resto del organismo y el cuerpo entra en shock. Algunas de estas drogas también producen solas o en su combinación con otras aumentos de temperatura corporal, a tal punto que generan deshidratación aguda con gran pérdida de liquido y un corazón que se vuelve insuficiente.
¿Es una realidad que se vive solo en las grandes ciudades?
Se trata de un uso en todo el país. Las drogas están entrando de manera desmedida y socialmente es una situación muy grave, sobre todo por los jóvenes inexpertos o faltos de contención, una familia o padres permisivos o a veces chicos con trastornos en su curso como estudiantes.
¿Adulteran este tipo de drogas?
Algunas veces para abaratar costos estas drogas pueden estar adulteradas. Le agregan componentes como aspirina, almidón u otro tipo de medicamentos también. El éxtasis generalmente se presenta en pastillas con colores y algunas características atractivas.
¿Puede existir sobredósis con éxtasis?
Ese es el problema, hay personas que se exceden en la dosis. Hay quienes pueden llegar a consumir una pastilla por día pero hay otros, como toda droga de este tipo genera tolerancia, pueden consumir no solo una, sino seis y hasta ocho por día.
¿Es verdad que no genera dependencia?
Es muy importante aclarar que la gente cree que el éxtasis es inocuo porque no crea dependencia física pero sí crea una gran dependencia a nivel psíquico. Esto los lleva compulsivamente a retomar la droga. La dependencia psíquica es una situación en la que existe un sentimiento de satisfacción y un impulso psíquico que exigen la administración regular o continua de la droga para producir placer o evitar malestar. También es importante destacar que siempre que se consume una droga hay una razón por la cual la persona no acepta la realidad que está pasando. Psicológicamente, esa persona tiene estimuladas determinadas zonas cerebrales que tienen que ver con el placer.
¿Cree que la droga está subestimada?
La droga siempre es subestimada sobre todo en jóvenes que no tienen experiencia. Para ellos la gravedad es algo que no les pasará nunca, a los demás sí pero a ellos no. Es un estado de autosuficiciencia que tiene que ver sobre todo con la madurez y la situación por la que están pasando. Hay muchos factores alrededor de la persona que está consumiendo, por supuesto que a esto no lo tenemos que generalizar. Hay personas que pueden ir a un concierto u otro tipo de espectáculo musical y no consumirán sustancias ni tampoco lo harán porque saben que la única palabra que no tiene que decir el esclavo es no y para ser libre hay que saber decir no.
¿El consumo tiene que ver con las clases sociales?
El éxtasis es una droga que en un comienzo es ofrecida sin grandes costos porque se busca generar el círculo vicioso dando por entendido que el ingreso a él traerá una dependencia posterior que obligará al consumo. No sé cómo se venden y aunque lo supiera tampoco lo diría porque sería apología. Lo que sí puedo decir es que a veces se pueden llevar una sorpresa muy grande sobre quien las comercializa, o sea existe un preconcepto y acá no se puede estigmatizar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora