*

Jorge Castro: "Un respaldo notable a la Argentina como país"
En una extensa charla con El Tribuno, Jorge Castro, presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico, analista internacional y periodista, analizó las consecuencias de la llegada del presidente de EEUU a nuestro país.
¿Qué significa la visita de Barack Obama a la Argentina?
Lo que ha ocurrido con la visita de Obama a la Argentina es un acontecimiento mayor, para la Argentina y para el gobierno de Mauricio Macri en especial. Tiene que ver en forma directa con lo que significa Barack Obama en el contexto mundial hoy.
El presidente Obama se encuentra en la fase final de su mandato, termina su gobierno en este 2016. Al mismo tiempo se encuentra extraordinariamente fortalecido desde el punto de vista político.
En los últimos seis meses ha cerrado tres acuerdos de importancia fundamental: por un lado el acuerdo sobre el problema nuclear iraní, que ha sido en los últimos 15 años el mayor conflicto de seguridad internacional del sistema mundial; en segundo lugar también ha cerrado el Tratado del Transpacífico, que es el que vincula en términos de libre comercio a los Estados Unidos con once países de la región Asia-Pacífico, incluyendo a Japón, que es la tercera economía del mundo; el tercero, y en términos políticos el más directamente relevante, es el pleno restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba. Hay que ubicar lo que esto significa en el sentido de que se trata de un acuerdo que va más allá de lo meramente político-diplomático y profundiza la integración entre los dos países y las dos sociedades tanto en el plano económico-comercial como en el plano de la alta tecnología. Se trata, además, de dos países, uno de los cuales es la primera potencia del mundo y el otro está encabezado por Raúl Castro, que es uno de los líderes de la revolución cubana. Esto hace que el acuerdo de Cuba y Estados Unidos vaya más allá del vínculo bilateral y adquiera una significación global.

¿Y cuál sería?
Es que en este momento está en proceso de ejecución la integración entre la primera potencia de la época y la expresión política de la revolución cubana que encabezó en el año 1959 Fidel Castro.
Esto marca un cambio en lo que son las políticas de Estados Unidos no solo con Cuba sino con América Latina...
Exactamente. Esto es un cambio de época.
¿Y la relación con Argentina?
Bueno, es este presidente Barack Obama el que acaba de dar en Buenos Aires un respaldo notable al gobierno de (Mauricio) Macri, a Macri personalmente y a la Argentina como país.
¿Cuáles son los aspectos positivos y los negativos para la política argentina de este restablecimiento de relaciones con Estados Unidos?
La visita de Obama a la Argentina es una manifestación de lo que implica la reaparición de la Argentina en el sistema mundial en los últimos tres meses y después de doce años de aislamiento y de confrontación con el sistema económico y político mundial, que fue lo que ocurrió con el sistema de poder vigente en la Argentina a partir del 2003. En este sentido, lo más importante que ocurrió es esta reaparición de la Argentina en el sistema internacional y es esto lo que está atrás de la presencia de Barack Obama en la Argentina, como antes estuvo en la presencia en el país del presidente francés François Hollande y, dos semanas antes, de la presencia en la Argentina del primer ministro de Italia, Matteo Renzi. Es una manifestación de lo que implica para el sistema mundial la reaparición de un país muy relevante como es la Argentina en el marco de América del Sur en primer lugar y, después en términos internacionales, en su condición de productor mundial de agroalimentos.
Marcaba al inicio de la charla que el mandato de Obama está llegando a su fin y que Argentina se está reincorporando al sistema mundial. ¿Esto el país lo va a poder sostener y proyectar con Estados Unidos con un nuevo mandatario en la Casa Blanca?
Las políticas en Estados Unidos, sobre todo en lo que se refiere a los grandes trazos de la política internacional, son una cuestión de Estado.

Van más allá del ánimo de un mandatario de turno...
Exactamente. Hay que tomar en cuenta la reaparición de la Argentina y además ahora está en juego, en relación a otro aspecto que hay que ubicarlo por separado, independiente del viaje de Barack Obama, que es el acuerdo con los acreedores holdouts.

¿Qué significa en lo concreto este acuerdo?
El acuerdo, que está a punto de ser ratificado por el Congreso argentino, es la reaparición del financiamiento internacional para la Argentina después de 15 años de aislamiento. Esto a su vez abre la posibilidad de financiar un nuevo ciclo de crecimiento económico del país, es esto lo que está en juego con el acuerdo con los acreedores holdouts y la aprobación por parte del Congreso.

Y con la visita de Obama, este acercamiento se profundiza...
Pero claro. En el día de hoy (por ayer) se ha dado a conocer la presentación que acaba de hacer el gobierno norteamericano ante la Cámara de Apelaciones de los Tribunales Federales de Nueva York en respaldo de la posición argentina, porque esto es lo que está en juego y es esto lo que implica el apoyo de Obama a la Argentina y específicamente a Macri.

¿Por qué cree que hay tantos detractores de esta visita de Obama al país?
No sabría decirle, pero el antinorteamericanismo es algo que en la Argentina es muy fuerte y tiene raíces históricas. Está vinculado fundamentalmente con la relación que existe entre la Argentina y Europa, a diferencia del resto de los países de América Latina. Es algo que hace a las características del desarrollo y de la historia de la Argentina pero que no está estrictamente ubicado en relación a un momento determinado de la historia norteamericana.

¿Cómo analiza la agenda de Obama en la Argentina? Las actividades de él y de su esposa, quien también cumplió un papel importante...
Tengo la impresión de que Barack Obama ha conquistado a la opinión pública argentina. Y más que él, su esposa Michelle, que es una figura con extraordinario carisma y capacidad de atracción.

La visita de Obama coincidió con una fecha muy sensible para la Argentina como es el 24 de marzo y estuvo precedida por el anuncio de que Estados Unidos va a desclasificar archivos de la dictadura militar Argentina. ¿Cómo se debe analizar este gesto?
Claramente es muy importante, porque toda la cuestión referida a los años trágicos de la década del 70, y la violación masiva de los derechos humanos que ocurrió entonces, es algo que para la Argentina, como Nación, es absolutamente central, de modo que la decisión del gobierno de Obama de desclasificar información, hasta ahora reservada, sobre lo que ocurrió en la relación entre la Argentina y los Estados Unidos en ese momento de la historia es muy importante.
.
.
c

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...