El sistema de salud de la provincia es motivo de análisis para los médicos salteños.
Con más de treinta años en el ejercicio de la profesión, Jorge Coronel, profesional especializado en terapia intensiva y economía en salud pública, se convirtió desde hace algunos meses en el presidente de la Confederación Médica de la República Argentina.
A sus 57 años y abocado a trabajar en el diseño de un plan nacional de salud presidido por el titular de la cartera nacional, Jorge Lemus, dialogó con El Tribuno.

¿Por qué cree que está saturado el hospital San Bernardo?
Son múltiples los factores. Hay sistemas de salud que no están trabajando adecuadamente en redes para resolver patologías en el primer nivel de atención. Entonces, como no terminan de dar solución en ese nivel, la gente avanza.
Directamente, se autoderivan y llegan a los grandes centros donde siempre piensan que se resolverá su problema.
Debido a eso hay una gran demanda y no hay una buena contención del primer nivel.

¿Se está ante una emergencia o crisis?
Es un problema que está ocurriendo a nivel nacional, no solamente es nuestro.
La evolución de la sociedad y sus requerimientos van mucho más rápido que lo que las políticas de salud llegan a cubrir.
Si bien estamos en una etapa de transición, esta etapa es mucho más lenta de lo que está ocurriendo con la demanda de la sociedad.

Antes se encontraba atención en los centros de salud, ¿porque ahora no?
Eso habría que preguntarle a las autoridades sanitarias además de cómo es la planificación. Hay numerosas circunstancias que llevan a esta falta de buena contención en el primer nivel.
Creo que en algunos centros de salud se está trabajando bien y en otros es floja la atención.
Esto tiene que ver con cómo se arman los equipos de salud, con lo cual debe haber una buena estrategia en la que exista motivación y capacitación permanente del recurso humano.

¿Aumentar las camas es la solución?
Existe un viejo dicho de Ramón Carrillo, visionario de la salud pública, y es que no hay que pensar que un hospital tiene que tener más camas porque eso significa que el sistema de salud está cada vez peor. Pienso que la mejora se brinda a través de redes de atención que contengan la demanda de la población y que solamente lleguen al hospital los casos más críticos y complejos. Por ejemplo, no es necesario que a una neumonía o apendicitis se la derive de un hospital del interior al San Bernardo.

¿Por qué cree que no se resuelve?
No se resuelve porque a veces no está la planificación adecuada, no están cubiertos todos los recursos que se necesitan para resolver los problemas. Uno puede tener el mejor equipo quirúrgico con los cirujanos necesarios pero te faltó el anestesista y no podés resolver una apendicitis en un hospital como el de Orán. O sea, terminás no resolviendo una situación que podría haberse solucionado tranquilamente en ese lugar.

Hace dos años se presentó al Gobierno provincial un plan de salud...
En algún momento hubo la intención con un plan de desarrollo estratégico. Intervinieron muchos sectores. Cada uno dejó su opinión y un modelo para seguir armando. Se presentó y quedó ahí. Desde el Ministerio de Salud nunca llamaron para interiorizarse o preguntar cómo se aplicaría ese plan.

Ahora está trabajando en un Plan de Salud Nacional..
Así es, en él están participando muchísimos sectores y ese grupo está comandado por el doctor (Jorge) Lemus, que es hoy ministro de Salud de la Nación, además de Luis Servino, quien maneja la Superintendencia de Salud. Es un plan que tiene distintos estamentos, como ser la cobertura universal, es decir el desarrollo público de salud como en un momento lo tuvimos aquí. Junto con eso se plantea la agencia de evaluación de tecnología. Este es un punto muy importante a nivel nacional porque desde ese lugar se tendrían que manejar los costos para poner una tecnología tanto para diagnósticos como para tratamientos, evaluar la validez de ellos y si aporta realmente en forma significativa una mejoría para el bienestar de la persona.

¿Alguna vez se imaginó presidir la Confederación Médica Argentina?
Creo que todo el mundo pretende superarse, no pensaba que podía llegar a ser presidente. Vine trabajando en favor de lo que hace el Círculo Médico en Salta, con el trabajo en políticas de medicamentos, elaborando distintos proyectos a nivel nacional y eso me permitió desarrollar actividades a nivel internacional. Representé al país en varios estrados y discusiones en Latinoamérica y Europa. Creo que ser presidente fue una consecuencia de ese trabajo. Esto se dio también porque existe gente que confió en mí. Siempre existe un equipo atrás, mucha gente que colabora para que uno alcance cargos y hay que valorar a esos colaboradores.

¿Salta tendrá ventajas de tenerlo a usted como presidente?
La idea es acercar instituciones nacionales a las entidades de Salta. Hoy por hoy participo del grupo que está desarrollando el Plan Nacional de Salud y en esta participación hay mucha gente con la que uno interactúa y eso nos permite tener las puertas abiertas tanto para el Ministerio de Salud de la Nación como para la Superintendencia y con el PAMI mismo. De esta manera podemos llegar a tener un tipo de diálogo y acercar nuestras prestaciones para beneficio de nuestros afiliados.

¿Cuales son las cosas que más preocupan a los médicos en la Argentina?
Uno de los problemas que encaramos desde la Confederación Médica Argentina está vinculado fundamentalmente con empezar a manifestar cual será la solución para la violencia que se genera contra el equipo de salud. Es algo que lo sufren no solo los médicos sino enfermeros, técnicos y otros profesionales de la salud. Hasta el mismo personal administrativo padece la violencia y agresión de la gente. Es importante destacar que esta realidad también colabora para que muchos profesionales no quieran estar en algunos lugares periféricos debido al riesgo que a veces significa estar solo, con poco personal y no tener seguridad que los proteja.

Las denuncias por mala praxis también preocupan...
La judicilialización de la salud hace que los médicos en algunos lugares trabajen a la defensiva. Es decir, el pedir demasiados estudios, demasiadas cosas pero que en realidad se lo hace por tranquilidad de uno para que el día de mañana se vea que uno le pidió todo al paciente. El riesgo de que le hagan un juicio de mala praxis es algo que preocupa mucho a todo el sector.

¿Cuales cree que son las cuestiones fundamentales que tiene que tener un sistema de salud y que Salta actualmente no las tiene?
Primero tendrían que esclarecerse los objetivos, el plan. Esclarecer los objetivos de un plan con un consenso de los distintos sectores para saber hacia dónde va el norte y que todos lo acompañemos para que la gestión llegue a todos los integrantes de la provincia. El día que el habitante del lugar más alejado de nuestra provincia tenga las mismas oportunidades de salud que alguien que está cerca de las grandes ciudades, entonces ahí vamos a decir que el objetivo de un plan de salud se ha cubierto. Mientras que esa persona que está alejada no pueda tener igualdad en el acceso a la salud hay mucho por hacer todavía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora