Con el cambio de gobierno llegaron nuevas políticas económicas que presentan un panorama muy diferente para las marcas premium vienen de soportar años complicados. En una entrevista Jorge Lucini, dealer manager de Mercedes-Benz Argentina brindó detalles sobre el presente y el futuro cercano de la marca alemana.
¿Cuál es el análisis que hacen en Mercedes-Benz después de la devaluación y las modificaciones en los impuestos internos?
Estamos muy contentos y con mucha expectativa. El impacto de la devaluación se minimizó con el cambio en los impuestos a los "autos de lujo", así que nos estamos preparando para un mercado que está demandando. En el primer trimestre venimos con una inercia del año pasado pero la idea, de ahora en más, es pedir más autos para lograr un volumen que satisfaga la demanda de los clientes.
¿Cuál es la proyección de ventas que hacen para este año?
El año pasado Mercedes-Benz vendió unas 1.000 unidades, confiamos en que este año vamos a duplicar esa cifra o más también, es lo que estamos viendo día a día en la calle.
¿Tienen un estimativo para un año completo?
No, la verdad es que no lo tenemos porque la situación cambia año tras año. Sí sabemos que estamos hablando de un segmento, un nicho de mercado que cada vez crece más y que -en muchos casos- está canibalizando segmentos de autos convencionales.
¿Algún lanzamiento más?
-Por el momento ninguno, puede que haya algo más adelante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora