La idea de lanzar una feria de trueque surgió desde que las comunidades indígenas, ubicadas al este de la ruta nacional 34, en especial las mujeres, cuentan con gran cantidad de artesanías realizadas en chaguar y semillas de especies forestales autóctonas, con las que fabrican originales collares, carteras, cintos y pulseras.
Sebino Simplicio, el joven cacique de la comunidad El Crespín, ubicada a 4 kilómetros de Tartagal, precisó que la feria que comenzó ayer continuará hoy desde las 10. "Invitamos a todos los tartagalenses, ya que tenemos gran cantidad de artesanías que elaboran las mujeres. Han logrado adornos para la casa, collares, pulseras y prendas hechas en chaguar, además de artesanías en arcilla que son hermosas. A su vez, la gente que venga puede traer ropa o mercadería para que hagamos una gran jornada de trueque que será beneficioso para nosotros y también para quienes quieran obtener algunas creaciones auténticas de los pueblos originarios", explicó Simplicio.
La modalidad de cambio
Para establecer los precios, el feriante deberá ponerse de acuerdo con quienes lleven ropa, calzado o alimentos. El cacique recordó que este es el segundo año de la actividad con una importante carga de experiencia lograda en 2015, cuando tuvo un éxito rotundo. La feria se extenderá hoy durante todo el día y está abierta a una importante diversidad de productos. La idea resulta más novedosa aún viniendo de los wichis, quienes por su cultura no emprenden este tipo de iniciativas y se vuelcan a la recolección de alimentos que consiguen en el escaso monte circundante a sus comunidades, o migran hacia los ríos, en especial el Pilcomayo, para dedicarse a la pesca y proveerse los alimentos.
Pero los hermanos Simplicio muestran un perfil distinto y mucho más progresista que el resto de los miembros de su comunidad. Sebino y sus hermanos Enrique y Horacio ya editaron un libro referido a los wichis, viajaron en varias oportunidades fuera de la provincia y a mediados del año pasado recibieron una delegación de estudiantes secundarios provenientes de Uruguay con quienes convivieron durante varias jornadas. Desde hace algunos años organizan en su comunidad una gran celebración en el Día del Indio Americano y enseñan su lengua a todos los interesados en aprenderla.
Sebino, por mandato de su padre, fue elegido cacique cuando solo tenía 18 años, en 2012, lo que lo convierte en el dirigente aborigen más joven del norte de la provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora