Un teléfono celular del exsecretario de Obras Públicas de los tres gobiernos kirchneristas, José López, registró al menos 40 comunicaciones en las últimas 24 horas antes de ser detenido en un convento de General Rodríguez, cuando intentaba ocultar bolsos con casi 9 millones de dólares.
Fuentes judiciales informaron que algunas de esas comunicaciones fueron con una línea fija del convento de General Rodríguez y otras a un teléfono a nombre de la hermana Alba, integrante de dicha orden.
Así surge de un análisis de uno de los celulares del exfuncionario, ahora detenido en Ezeiza por portación ilegal de arma y presunto enriquecimiento ilícito. De acuerdo a los registros, hubo varias llamadas entrantes y salientes durante las horas previas al episodio.
Según las fuentes judiciales consultadas, el teléfono está a nombre de López pero lo usaba frecuentemente su esposa, María Amalia Díaz, tal cual lo declaró en la causa una testigo.
Respecto a las otras comunicaciones aún no se pudieron establecer identidades, por lo que el fiscal federal Federico Delgado ya reclamó a las compañías telefónicas que informen sobre las titularidades de las líneas.
Las antenas telefónicas analizadas hasta el momento registran que López, o bien su mujer, en las horas previas al hecho viajó desde la casa de dique Luján, en el partido de Tigre, al departamento que la familia del exfuncionario tiene en el barrio porteño de Recoleta y luego retornó.
Ese viaje, de acuerdo a las antenas telefónicas que se activaron, continuó a Nordelta por la tarde del 13 de junio, el día anterior al hallazgo en el convento, luego al dique Luján de Tigre y cerca a la medianoche el celular recibió un llamado que lo ubicó nuevamente en un departamento sobre la calle Las Heras, en Recoleta.

Arrepentidos de arrepentirse

El extitular de la Unión Industrial Argentina, Héctor Méndez, y el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediak, negaron ante la Justicia tener pruebas en relación al presunto pago de sobornos a funcionarios de la gestión kirchnerista para acceder a obras públicas, con lo cual ambos relativizaron las afirmaciones que habían realizado a poco de conocerse la detención de José López.
En este sentido, Méndez dijo que "ninguna de las empresas industriales" que forman parte de esa entidad "participó como contratista del Estado" y que él mismo tampoco había participado de "ningún negocio con el Estado".
Por su parte, Chediak manifestó: "No soy yo ni la Cámara Argentina de la Construcción quien tiene esa información".

Tarea cara y difícil

Analizar y extraer información del teléfono del exsecretario de Obras Públicas no es una tarea sencilla, razón que explica las demoras en los avances.
Un experto indicó que el celular del exfuncionario es de tan avanzada tecnología que se requieren peritos especializados para poder acceder a los datos que guarda en él. De acuerdo a las estimaciones del experto, el trabajo para extraer la información que tiene el aparato ronda en el mercado los 2.500 dólares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 5 meses

Si la información de "tan avanzada tecnología" es verídica, y el acusado o su esposa hicieron en 24 horas más de 40 llamadas al convento, los argentinos nos merecemos una explicación. Son varias, las posibilidades: una, que la señora María Amalia Díaz, esté por hacerse monja. Otra, que Lópecito se haga "monjo". O bien que él y la hermanita Alba nos obliguen a proclamar que " ¡¡¡ Se Ha Formado Una Pareja !!! " ...


Se está leyendo ahora