¿Qué le pasó por su cabeza después de ser rechazado y no poder beber junto a otros tres jóvenes? ¿Estaba en sus cabales? ¿Fue víctima de algún robo? Interrogantes que surgieron tras una brutal agresión que Nicolás Ángel Guanca de 21 años les propinó a tres jóvenes hombres de 30, 19 y 16 años en la mañana del lunes en La Silleta.
Por el grave hecho la fiscalía penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 3, a cargo de Rodrigo González Miralpeix, imputó por el delito de tentativa de homicidio y lesiones al agresor quien tomó un martillo y atacó a otras tres personas. Una de ellas está grave.
Según informaron fuentes policiales, el hecho ocurrió en el ingreso a La Silleta, cerca de las 6.30 del lunes cuando tres jóvenes se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas. En determinado momento se presentó en el lugar Nicolás Ángel Guanca quien intentó ser parte de la reunión junto a los otros muchachos. Según el Ministerio Público Fiscal, éstos se negaron a aceptar la presencia de Guanca.
No ser parte de esa reunión de amigos le habría generado una enorme ira y decidió retirarse, fue ha buscar un martillo y regresó con el firme propósito de atacar a quienes minutos antes lo habían rechazado.
Los tres jóvenes se encontraban en la vía pública y todos fueron agredidos por Guanca que tenía en su poder un martillo. Una de las víctimas, de 16 años, quedó en grave estado ya que recibió un golpe certero en la cabeza.
Después del deliberado ataque, al parecer sin razón, por parte de Guanca, las tres víctimas de 30, 19 y 16 años decidieron radicar la denuncia. Los efectivos detuvieron al agresor quien quedó a disposición de la justicia.
Estado delicado
La situación del menor agredido es delicada, después de los violentos sucesos producidos por el imputado el joven de apellido Farfán decidió trasladarse hasta la casa donde junto a su familia disfrutaba de una vacaciones. Al cabo de algunas horas empezó a sentirse mal y decidió internarse en una clínica privada donde fue intervenido de urgencia por las lesiones recibidas en la cabeza. Según el diagnóstico de los profesionales que lo asistieron, el joven corre riesgo de vida.
En la mañana de ayer, Nicolás Ángel Guanca (21) fue trasladado a la fiscalía donde se le realizó la audiencia de imputación y continuará detenido. Según fuentes policiales, el acusado regresó con un martillo en su poder para reclamar elementos que le habían sustraído los tres jóvenes que estaban bebiendo, entre los objetivos parte de su documentación.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora