*

Una joven sostuvo que abusada por años desde que ella tenía siete por su padre que niega los hechos, durante la primera audiencia del juicio oral que se desarrolla en el Palacio de Tribunales de Santiago del Estero. Según la víctima una joven estudiante de abogacía su padre, la habría abusado desde los 7 años hasta la adolescencia. Este lunes, en la primera audiencia, el supuesto depravado declaró y negó las acusaciones, pero luego se enfrentó en un careo con su hija, donde ella reveló crudos detalles del calvario que vivió junto a sus hermanos y su madre. El escenario del infierno fue un domicilio del departamento
General Taboada, Santiago del Estero. Allí residía el hombre que hoy tiene 57 años, junto a sus cuatro hijos, entre ellos la víctima, de 21, y su esposa. El acusado es un mecánico imputado por el supuesto delito de
'abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo' en perjuicio de su hija. La denuncia fue radicada por la joven hace dos años, cansada de ocultar ese calvario y de ver soportar a su madre supuestas
golpizas que recibía por parte del sujeto. La investigación fue realizada por la Unidad Fiscal de Añatuya y este lunes comenzó el juicio en el Palacio de Tribunales. En la primera audiencia, tras la lectura de la requisitoria fiscal y de la querella, el imputado declaró. Según precisaron las fuentes, publica hoy el diario El Liberal de Santiago del Estero, el acusado negó los hechos y trató de desvirtuar la denuncia de su hija, asegurando que detrás de sus afirmaciones había un interés económico por unas propiedades. Las fuentes también relataron algunos momentos de tensión durante su declaración, tanto con la querella (representada por Hugo Frola y Daniel Nazar), así como también con el Tribunal integrado por Julio Alegre Paz, Luis Achával y Raúl Domínguez.
El momento más álgido de la primera audiencia se registró cuando la víctima se sentó en el estrado y se enfrentó en un careo con el supuesto abusador. La joven relató crudamente cómo el sujeto comenzó a manosearla y a pedirle que lo tocara desde los 7 años, hasta que a los 12 la habría accedido por primera vez, siempre amenazándola para que no le contara a nadie y le aseguraba que las 'situaciones' que vivía
eran 'normales' entre todos los padres y sus hijas.En su testimonio, la hoy estudiante de abogacía, señaló que se refugió en su carrera para poder tratar de superar las situaciones traumáticas que vivió por años. Afirmó que fue testigo, junto con sus hermanos, de innumerables golpizas hacia su madre.Pese a los intentos del acusado por desvirtuar cada uno de los dichos de la joven, en su relato la víctima deslizó otras
situaciones muy graves.Afirmó que su padre obligó a su madre a mantener relaciones sexuales con uno de sus hermanos. Más adelante señaló que recuerda que cuando era menor, su padre
los encerraba a ella y a sus hermanos en una habitación y luego él hacía ingresar a un amigo suyo al dormitorio de su esposa, dejando entender que el acusado llevaba a otros hombres para que tuvieran
relaciones sexuales con su mujer. El juicio continuará hoy con el testimonio de algunos vecinos, de la madre de la víctima, de miembros del entorno que podrán revelar algunos detalles acerca de cómo vivían los protagonistas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...