Una joven comerciante de la ciudad de Orán denunció en la comisaría 20 que una mujer, con antecendentes penales, provinciales y federales, la estafó en miles de pesos. Aseguró que a pesar de sucesivos intentos de "arreglar" las diferencias, la mujer estafadora cambió de domicilio y se negó a cualquier reclamo.
La víctima relató a El Tribuno que con gran sorpresa se enteró en la propia comisaría que la mujer que ella estaba denunciando tenía en su haber otras denuncias por motivos similares y que se hallaba en libertad, pese a haber sido detenida en su momento por simular un secuestro para evitar pagar una deuda a una de sus víctimas.
En los últimos días de junio Brenda Macarena Ábalos hizo conocer a la Justicia, en la comisaría 20 de Orán, que Lilia Machado, una mujer mayor, la había timado en una considerable suma de dinero, que entregó a cuenta de un televisor LED 42 pulgadas, marca Sony, cuya imagen en catálogo electrónico mostraba en una aplicación de su celular. El arreglo era el pago de 7.500 pesos en tres partes, que Ábalos abonó en su negocio a la mujer.
ANTECEDENTE En marzo de 2015 Machado fue noticia cuando la Justicia Federal lanzó un operativo que duró 18 horas por un falso secuestro que fingió.
Cuando tuvo que entregar el televisor la mujer desapareció, y cuando la víctima fue hasta el supuesto domicilio de la timadora fue informada por la propietaria que había sido desalojada por falta de pago.
Brenda Ábalos recorrió varias propiedades donde la mujer tenía fijado domicilios anteriores y recibió respuestas similares.
En su denuncia, Brenda Ábalos asegura que buscó a través de contactos telefónicos todos los caminos para evitar denunciarla penalmente, pero solo recibió a cambio mentiras tras mentiras.
La víctima aseguró que horas después de hacer la denuncia corroboró que incluso la mujer le mintió el nombre, y que tras averiguaciones llegó a la conclusión que la mujer le había dicho que se llamaba Angélica Machado, cuando en realidad su nombre es Lilia Machado.
"Tengo todas las pruebas y las llamadas y mensajes de textos de la estafadora, además de sus números de celular y de la forma que me eludió. Quiero que se tomen medidas para que no siga perjudicando a la gente que trabaja", expresó la comerciante estafada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora