Las tradicionales picadas a las que nos tienen acostumbrados los jóvenes de Rosario de la Frontera son un flagelo que fue creciendo en los últimos años, hasta acentuarse como algo cotidiano. El tramo elegido es la ex ruta nacional 34 entre la rotonda de acceso sur a la ciudad termal y la localidad de Los Baños.
Se tiene conocimiento extraoficialmente que la lista las encabezan las motocicletas, pero vecinos manifestaron que también sucede con los automóviles, pero en menor medida. Si embargo el peligro extremo es algo que los une. Esta modalidad fue denunciada en reiteradas oportunidades por los vecinos de Rosario de la Frontera, pero la policía no podía dar con el paradero de los participantes. A pesar del tiempo transcurrido, la detención de cinco motociclistas efectuada este martes entre menores y mayores de edad de 16, 17, 18 y 21 años fue recibida con beneplácito por la comunidad, que estaba preocupada por esta situación que se había tornado incontrolable.
Gran riesgo
"Teníamos conocimiento de esta situación que preocupaba sobremanera a la comunidad, en especial por los que a diario transitan ese camino, ya que las picadas que son ilegales ponen en riesgo no solo a los conductores de motos, sino también a terceros", expresó el comisario José Luis Vanegas, titular de la comisaría 31, que participo del operativo.
Al mismo tiempo, manifestó que "tuvimos la precaución cuando interceptamos a los jóvenes, puesto que es común que al ver el móvil policial huyen con desesperación y pueden provocar un accidente". Asimismo, agregó: "Colocamos dos móviles, uno en cada extremo del camino, tanto por ruta nacional 9 y ruta nacional 34, y así pudimos detenerlos".
Las motos, una Corven roja 110 cc; Honda Wave 110 cc roja y dos negras, quedaron secuestradas en la comisaría local y los menores fueron remitidos al Centro de Atención de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal, cuya audiencia está prevista próximamente. Tomaron intervención la Fiscalía Penal de Rosario de la Frontera, el juez de Garantías Nº 1 y el juez de Enjuiciamiento de Menores Sala 1, quienes hicieron conocer a los jóvenes la causa de detención por "Delitos contra la seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación, artículo 193 bis del Código Penal.
Se supo que los jóvenes se convocan por las redes sociales. El momento elegido es la noche y la madrugada. Y el lugar puede ser el mismo de la última vez o cambiar

Malestar de remiseros
"Hay un grupo grande que se dedica a esto. No son veinte locos a los que les gusta correr", cuenta a El Tribuno un remisero y enseguida identifica el lugar más utilizado como pista de carreras: el camino a Termas, por la ex ruta 34, entre la rotonda de acceso sur a la ciudad y la localidad de Los Baños.
En otro orden de cosas, vecinos expresaron su preocupación por la ausencia de la Dirección Municipal Transito en el control de las picadas, "si no fuera por la policía local, que logra poner orden, esto sería un caos", dijo una vecina de la localidad de Los Baños.
















¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora