"1976: la conspiración" es el título del último libro publicado por este periodista, escritor y político argentino, que fue Secretario de Inteligencia durante el gobierno de Carlos Menem (él se encarga de aclarar que sólo por seis meses) y también embajador en Panamá. Yofre estuvo en Salta para presentar su octavo libro y recibió al El Tribuno para hablar de su obra, que revela, a la luz del pasado, verdades del presente.

En el libro se analiza el rol que tuvo la sociedad civil en el golpe...
A los militares les gusta decir que fue un golpe cívico militar y es cierto, los civiles participaron activamente en la gestación y en el gobierno del golpe. Un ejemplo es que tanto los radicales como los peronistas tuvieron intendentes después del golpe. Distintos grupos civiles hicieron trabajos para lo que iba a ser el golpe. Todos pasaron por el Comando en Jefe del Ejército a conversar.

¿Antes del golpe?
Sí. Nadie se quedó afuera, inclusive los propios peronistas, que habiendo podido hacer un juicio político a Isabel, se retiraron, dejando la puerta abierta a un golpe. La clase política argentina le soltó la mano a la sociedad y nos dejó en manos de los militares. Podrían haber reemplazado a Isabel, eso estaba en el ánimo de la clase política. Pero (Ítalo) Luder no quiso hacerse cargo (del Gobierno) y la excusa que dio es que no quería hacerse pasar como un traidor a la viuda de Perón.

¿Hay similitudes entre aquella indefinición del peronismo y la que se vive ahora?
En aquella época también había una interna. Entre Lorenzo Miguel y Victorio Calabró que era el gobernador de la provincia de Buenos Aires. Luego en el 83, no se entendía bien que quería el peronismo. Porque sufrió mucho el golpe. No es cierto que el golpe no fue antiperonista..., fue totalmente antiperonista.
Hoy es un partido que debe definir su conducción luego de una derrota que nunca imaginaron. Va a llevar tiempo.

¿Qué lugar ocupará el kirchnerismo en este peronismo?
El kirchnerismo no es nada más que la Cámpora. Se van a ir apagando de a poco. Y ni en la conducción del PJ ni en la de los bloques peronistas están los de la Cámpora... No los consideran, ¿Sabés por qué? Porque no son peronistas. Desprecian a Perón. Como despreciaba a Perón la señora Cristina Kirchner. Lo sacaba a Perón a pasear solo cuando había elecciones. Hay una anécdota de una vez que una comisión le fue a pedir dinero a Cristina para un monumento a Perón y ella respondió, "para ese viejo de m... ni un peso".

Se habló mucho de la guerra de espías durante el último tramo del kirchnerismo....
Eso viene del año 2013, cuando el canciller Timerman acuerda con Irán en lo que después se conocería como el memorándum de entendimiento. A partir de ese acuerdo se cambia radicalmente lo que había sido la línea de investigación por el atentado a la AMIA. Muchos de los miembros de la SIDE se sintieron traicionados. A partir de ahí hay un quiebre entre Cristina y un sector muy importante de la SIDE. Entonces comienzan a haber filtraciones a la prensa de investigaciones judiciales que no beneficiaban al Gobierno.
Tata Yofre
¿Ganó alguien en esa guerra? Ahora que volvió Stiuso, ¿recuperó el poder que tenía?
Stiuso volvió pero ya no es el mismo. Es solo un buen testigo de muchas cosas. ¿Quién ganó? Habría que ver, siguen habiendo muchas internas en la exSIDE.

¿Tras el cambio de Gobierno se va a saber que pasó con Nisman?
No va a ser fácil. Pero ya está casi probado que a Nisman lo mataron. Ahora falta probar la conexión entre la muerte de Nisman y los autores. Por lo pronto se sabe que incomodaba al gobierno de Cristina Kirchner y que incomodaba a Irán. La propia viuda de Nisman ha dicho que ha habido apoyo local para la muerte de su marido.

¿Le cree al Gobierno cuando dice que no opera en la Justicia?
Nadie deja las manos libres a la Justicia. De alguna manera siempre hay lazos de comunicación. Lo que no tiene hoy en día el Gobierno es un operador, alguien que pueda influir en ciertos juzgados. No sé si es beneficioso eso.

¿Qué opina de esta reactivación de la Justicia?
(Los jueces) Siempre hicieron lo mismo, después del proceso los jueces se envalentonaron y entraron a investigar situaciones obvias.
Yo no puedo decir que hay que echarlos a todos, pero es evidente que hay jueces que se comportaron mal...

Estuvo en Panamá como embajador, ¿se imaginó que podía ocurrir algo como lo de los Panamá Papers?
Cuando fue invadido en el 89 por los norteamericanos, lo que más defendió Panamá fue su sistema financiero, es la fuente de su riqueza , junto al canal. Ese país siempre fue un mercado especial para abrir sociedades offshore.
Además, no es el estudio del que todo el mundo habla ahora (Mossak Fonseca) el más importante, hay otros más importantes.

Cree que van a salir más datos de argentinos con cuentas offshore.
Claro que sí, qué otra cosa van a hacer si hay un estado argentino que te persigue y si fuera posible te quita todo. No digo que sea bueno, es la realidad.

¿Es más fácil ahora, que todo está en internet, robar información?
Es muy fácil, si tenés un buen hacker hacés un desastre. Mirá lo de Panamá Papers o el Wikileaks. Hay muchos casos.

Se decía que el gobierno kirchnerista espiaba.
Es absolutamente cierto. Yo he tenido conversaciones en el living de mi casa y a la noche, por mail, me contestaban algo que yo había dicho.
Es sabido que a Néstor y Cristina Kirchner les gustaba leer los mails o los llamados interceptados por la SIDE. Es más se hacían acompañar las conversaciones con los casettes para conocer el tono de voz con que habían dicho tal o cual cosa.
Kichner escuchaba a propios y extraños. Por interés nacional y por negocios privados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora