El jurista especializado en derecho civil y comercial Carlos Rosenkrantz prestó juramento ayer como nuevo juez de la Corte Suprema, que completó así su formación de cinco miembros, en una ceremonia a la que asistieron varios funcionarios de la Casa Rosada. El juramento fue seguido por aplausos y una ovación de los asistentes, que colmaron la Sala de Audiencia del cuarto piso del Palacio de Justicia.
Rosenkrantz juró "por la patria y por el honor" ante el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y en presencia de sus colegas Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.
La jura estuvo desprovista de la presencia de los jueces federales penales de la Capital Federal, tal como había ocurrido en la asunción de Rosatti, el otro juez designado por el actual gobierno. En cambio hubo mucha presencia política: la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Justicia, Germán Garavano; su segundo, Santiago Otamendi, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y el ministro de Seguridad bonaerense, Gustavo Ferrari.
Del Poder Judicial estuvieron presentes la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó; el presidente de la Cámara Federal de Casación, Alejandro Slokar; su par de la Casación porteña, Horacio Días, y los camaristas Mariano Borinsky y Marcos Grabivker, entre otros.
También se destacó la presencia de la exsenadora Graciela Fernández Meijide, el diputado Eduardo Amadeo; el senador del Frente para la Victoria Juan Manuel Abal Medina y el exjuez de la Corte Gustavo Bossert, entre otros.
Rosenkrantz anunció a través de los empleados de Prensa de la Corte que no formularía declaraciones a los periodistas, que en gran número cubrieron las alternativas de su jura.
La asunción de Rosenkrantz consiguió por fin completar la formación de cinco integrantes de la Corte, que estaba reducida a solo tres hasta principios de año, después de las renuncias de Raúl Zaffaroni y Carlos Fayt -sucesivamente- y las muertes de Carmen Argibay y Enrique Petracchi.
El anterior gobierno intentó vanamente completar la formación pero no obtuvo las mayorías necesarias, hasta que el gobierno de Cambiemos llegó al poder, intentó primero designar a Rosatti y Rosenkrantz en comisión y, finalmente, obtuvo el acuerdo en el Senado para las juras de ambos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora