*

Jubilación: la reforma previsional ya está en marcha
Todo indica que además de la reforma política, el Gobierno ya encaró la previsional.
Si es así, el sistema de reparto argentino, posjubilación privada que derogó el expresidente Néstor Kirchner, ha recibido su diagnóstico.
En la actualidad las jubilaciones con y sin aportes han marcado el campo de la situación.
Partir de esa realidad llevó al Gobierno nacional a estudiar la reforma, basada fundamentalmente, en beneficios de un haber mínimo "lo más universal posible", como lo definió el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso.
Si bien reconoció que no habrá modificaciones en el sistema a corto plazo, sí admitió que existe la decisión de caminar hacia una reforma.
Se buscará marcar diferencias según la cantidad de aportes que hizo en su vida laboral cada trabajador. En concreto, este será el espíritu de la nueva ley de jubilación que, aún en borrador, es puesta a consideración de los sectores interesados para ser consensuada.
Basavilbaso, dio algunas claves del proyecto de reforma. "Tenemos que pensar, y este es un tema de largo plazo, no de un día para el otro, en una nueva ley jubilatoria que contemple un haber mínimo, o sea lo más universal posible, y luego que tenga una parte contributiva".
Actualmente, la cobertura previsional en Argentina está cerca del 97 por ciento a partir de las distintas moratorias.
En aras de no desfasar los haberes previsionales al compás de la inflación de los últimos años, el sistema recibió una serie de parches.
Cabe aclarar que la segunda moratoria vence en septiembre.
Aún en Argentina se deben muchas sentencias que dieron la razón a los jubilados para que cobren sus haberes con mayores importes.
"A los trabajadores que aportaron se los debe reconocer, dentro del sistema de previsión"Jorge Triaca, ministro de Trabajo
Es cierto también que se están pagando más juicios que los que cancelados en la gestión anterior, inclusive algunos que datan de hace unos 10 años.
La Anses propone terminar con el pago de las sentencias adeudadas. Para eso habrá que estudiar los fondos que hagan posible la iniciativa.
El Gobierno evalúa una alternativa para pagar esas deudas y no utilizar recursos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad para estimular la economía.
Las alternativas estaría en ofrecer una cancelación de la deuda en efectivo y bonos, de acuerdo al monto de cada caso. El promedio de cada arreglo llegaría a los $300.000 por jubilado.
La propuesta sería voluntaria, pero implicaría que el jubilado retire la demanda.

Alerta

Los gremios enterados de la reforma previsional han comenzado una alerta porque no conocen la profundidad del cambio.
El sector sindical que hasta ahora, en limpio, es la reforma trae la elevación de la edad de jubilación a los 70 años, privilegiar a quienes cuenten con los aportes prolijos, sin moratoria, reformulación del PAMI, y exigencia máxima a la hora de que un trabajador acceda a su beneficio posactividad.
La reforma fue tratada por los secretarios generales de los gremios, incluso en los de mayor llegada al gobierno.
Los encargados de fundamentar la reforma previsional hacen comparaciones con la ley de jubilación que rige en otros países.
Se detuvieron a analizar los modelos europeos. Grecia es el prototipo. El país europeo igualó los aportes a la seguridad social, tanto de trabajadores en relación de dependencia o autónomos. La contribución supera el 26% del salario bruto. El ejemplo fue criticado por algunos sectores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...