*

Jubilado asesinado por una patota en General Güemes
Napoleón Homes, de 66 años, fue víctima de un salvaje ataque en General Güemes. El lamentable hecho sucedió el viernes por la tarde en el exaeroclub, un predio de 24 hectáreas. El lugar fue ocupado por varias familias que se dedicaron a la cría de animales. El predio es colindante con el actual basurero municipal. Allí Homes, a quien apodaban Polo, se dedicaba a cuidar su pequeña huerta y algunos animales.
Cerca de las 19.30, Oscar Contreras, un vecino de Polo, se acercó hasta el lugar y lo vio sentado en el suelo. "Me hizo señas para que lo ayudara, tenía mucha sangre en el cuerpo, pude notar dos puntazos a la altura del cuello y una piola atada a su alrededor. Balbuceante me dijo que lo había atacado una patota, entonces llamé a la policía", comentó. Ante el grave estado de la víctima, el agente Pablo Alarcón le practicó reanimación y lo mantuvo con vida. Luego llegó una ambulancia y fue trasladado en código rojo al hospital Joaquín Castellanos, donde falleció una hora después.
La Brigada de Investigaciones se hizo cargo del caso. Realizó un intenso patrullaje por la zona buscando pistas que los lleven a ubicar a los autores del homicidio. Recuperaron la navaja con la que lesionaron al jubilado en el cuello. Cerca de la medianoche lograron la detención de dos sujetos sospechosos, "todo está bajo secreto de sumario, hay dos personas detenidas, pero no podemos brindar mayor información", declaró el comisario Diego Bustos, de la Brigada. Se pudo saber que los supuestos asesinos cuentan con antecedentes y son adictos al consumo de drogas. Los sospechosos habrían llegado hasta el lugar con fines de robo y fueron sorprendidos por Polo Homes.

Recuerdos de excompañeros

Sus excompañeros de trabajo recuerdan a Homes como una excelente persona, se había jubilado hacía poco, tras desempeñarse como personal de limpieza de las calles. No tenía problemas con nadie ni vicios, y había decidido instalarse en la vieja estructura del exaeroclub, cerca del basural, por razones particulares. Su familia reside en el barrio La Tablada, "es muy triste lo que le pasó, era un gran tipo, de esos que decimos buenitos, no sé por qué se fue a vivir ahí cerca del basural, decía que para cuidar sus animalitos, pero no merecía una muerte como esa", manifestó Edmundo Vargas, un compañero de trabajo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...