Los 10.500 atletas que disputan los Olímpicos de Río se ven pequeños comparados con los casi 300.000 turistas que recibió la ciudad, y diminutos frente a los casi 5.000 millones de espectadores que siguen las competencias en el mundo. Adriana García, directora de comunicaciones del comité organizador de los Juegos, afirma que estas son "las primeras Olimpiadas de los móviles", pues calcula que alrededor del 85 por ciento de los interesados en la competencia buscará información desde sus teléfonos y tablets.
Si para los Olímpicos de Londres 2012, el 29 por ciento de los usuarios de celular en el mundo tenían smartphone, ahora la cifra llega al 45 por ciento, con casi 7.000 millones de dispositivos.
Por eso, empresas líderes como Google han aprovechado esta cita para poner en marcha sus últimos desarrollos. Para seguidores a distancia y asistentes a la ciudad, estos son los avances que harán que Río 2016 sea una experiencia más emocionante y cercana.
El idioma dejará de ser un problema para los asistentes a los Juegos. Las funciones que Google incorporó a su aplicación "traductor" están pensadas para que nadie se quede varado por no saber, en este caso, portugués. La última actualización de la herramienta permite usar la cámara del teléfono para traducir textos impresos, señales o avisos. De esta manera, si un usuario entra a un restaurante y no entiende el menú, podrá verlo en el idioma de su preferencia sobre la pantalla, enfocándolo con su cámara.
Tá no mapa
Uno de los proyectos tecnológicos que más llamaron la atención antes de los Olimpiadas fue "Tá no mapa" (Está en el mapa), una iniciativa que se planteó frente al enorme reto de "mapear" las más de 300 favelas de Río.
En estas barriadas, que suelen ser inaccesibles por su alto nivel de inseguridad, más de 100 jóvenes que las habitan han comenzado a capturar digitalmente sus barrios para que el mundo tenga información de ellos e identifique sus calles, callejones y puntos de interés.

La ONG AfroReggae invitó a los jóvenes a participar y Google los capacitó para ser una suerte de cartógrafos digitales a través de teléfonos inteligentes y datos móviles. Este trabajo ha permitido que, a la fecha, 30 favelas ya estén registradas en Maps y más 3.000 puntos de referencia hayan sido identificados. De hecho, uno de los sectores más beneficiados han sido los comercios locales, que han podido recibir a compradores de las áreas vecinas, así como a turistas que en las zonas seguras visitan los restaurantes cercanos para conocer la gastronomía típica. Google Maps ofrece excelentes mejoras tanto para los asistentes a Río como para quienes siguen la competencia desde otros lugares. Cuando los usuarios buscan los escenarios deportivos, al hacer zoom pueden ver las ubicaciones de la boletería para saber por qué puerta deben entrar y así ahorrar tiempo. Adicionalmente, la aplicación desplega una imagen de 360º del sitio para que, a través de la pantalla, los usuarios puedan explorarlos y recorrerlos. Si desea ver cómo funciona, basta con que busque el estadio Maracaná, en el que tuvo lugar la ceremonia inaugural y experimente.
El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que el 21 de agosto, al terminar los Juegos de Río, lanzará su aplicación para móviles OlimpicChannel, que ofrecerá contenido por demanda e información sobre la actividad olímpica todo el año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia