La jueza Fabiana Palmaghini tomó la decisión de que la AFI, la Agencia Federal de Inteligencia, ingrese a las cuentas de Nisman, una en la plataforma Yahoo y otra en Hotmail, con el objetivo de buscar amenazas hacia el fiscal.
La jueza logró algunos avances en la causa, por ejemplo ya había logrado que se releve del secreto a todos los agentes que declaren en la causa.
Ahora con los mails se investigará la correspondencia de Nisman. Y no se trata solo de sus dos cuentas conocidas; se suma al pedido de Palmaghini la casilla que presentó en su declaración del lunes 15 el exagente de Inteligencia del Ejército y la PSA Carlos "Moro" Rodríguez, de estrecha amistad con Nisman, mucho mayor a la que tenía con Lagomarsino tras conocer al exjefe de la UFI AMIA en los tribunales de Morón, Rodríguez recibió correos de esa cuenta hasta 2013 por lo menos.
La cuenta también tiene base en Yahoo!, el fiscal la usaba con un nombre falso para "cuestiones personales", dijo Rodríguez ante la jueza, que no sabía de la existencia de la misma.
Ninguna de las más de cien personas que declararon en la causa la habían mencionado previamente. Así, se volvió un nuevo foco de interés para la causa. Se buscará saber, por ejemplo, si Stiuso sabía de esta cuenta y si la empleaba para comunicarse con Nisman.
En sí, de todas las declaraciones producidas desde que Palmaghini tomó el control de la causa, la de "Moro" fue la única que produjo una novedad sustancial.
Fraudes Bancarios de la Policía Federal también se encargó de buscar teléfonos implicados en la causa detectados por activación de celdas en Puerto Madero en el margen temporal de la muerte de Nisman. No hubo ningún resultado.
Queda por peritar una agenda Palm de Nisman cerrada con clave que será imposible de abrir: la empresa china que la fabrica contestó que ingresarle por la fuerza una nueva clave implicaría resetearla y así borrar todos los contenidos.
Por otra parte, una revisión del expediente revela nuevas dudas entre lo que el fiscal Ricardo Sáenz presentó como prueba férrea en su dictamen elevado ante la Sala VI de la Cámara de la Crimen, la misma que deberá decidir el 18 de marzo en una audiencia si ratifica a Palmaghini como jueza o envía la causa al fuero federal como quiere Arroyo Salgado y su querella.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora