La violencia se hizo presente nuevamente en el fútbol argentino. En esta ocasión fue en Santiago del Estero, por Liga Cultural de Frías, en el partido que ganaba 1-0 Huracán sobre Villa Paulina, por la sexta fecha de dicho torneo. El jugador Gonzalo Miranda fue expulsado por el árbitro Luis Pesoa y lo agredió. Al enganche se sumaron sus compañeros y se desató una batalla campal en donde también participaron los hinchas de Villa Paulina. La gresca no paso a mayores ya que la policía logró controlar la situación.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora