Un hombre de 43 años será juzgado desde hoy por abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda en hechos reiterados en perjuicio de dos menores. Entre las pruebas colectadas por la Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Paz, hay una grabación presentada por una de las madres de las víctimas en la que el imputado confiesa haber violado a las niñas de 12 años.
La triste historia de dos criaturas violadas por el hombre de 43 años se dio a conocer el 27 de junio de 2014, cuando el sujeto acusado se dispuso a llevar al parque San Martín a las víctimas y sus hermanos, todos menores de entre 5 y 13 años.
El imputado aprovechaba la amistad que tenía con uno de los padres de los menores, "compañero de trabajo", fue lo que declaró una de las niñas en cámara Gesell, para abusar de las menores usando el paseo en el parque como pretexto.
La confesión: "Ya se acabó, fueron a buscarme a mi trabajo, mi abogado dijo que está todo perdido que me entregue. Estoy en Tartagal, perdoname hermano... me mandé una cagada".
El sospechoso violador mentía a los padres de los niños con llevarlos al parque San Martín, sin embargo, se desviaba a la plaza del barrio Miguel Ortiz donde hacía descender a todos los chicos menos a una de las víctimas. En sus declaraciones, las niñas violadas coincidieron en la metodología utilizada por el presunto violador. Al hacer descender al resto de los niños del auto, a la víctima le ordenaba "no, vos te quedás", y la llevaba a la pieza que alquilaba, ubicada en la calle Matienzo al 700.
La descripción de los hechos, según el legajo de imputación, es aberrante.
En la denuncia se explica que el imputado las tenía bajo amenaza a las dos niñas, para que no dijeran nada porque de lo contrario "las iba a matar".
El imputado supo ganarse la confianza de las familias para cometer las violaciones.
Uno de los informes médicos presentados certifica la existencia de los abusos carnales con una "desfloración de larga data".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora