Julio César Flores fue a una fiesta de 15 años el 2 de marzo de 2014 y terminó perdiendo la vida. Por tal motivo, este lunes comenzará el juicio por su muerte cuando participaba de la fiesta en el barrio Divino Niño Jesús. Hay seis imputados en la causa.
Cuando la noche se terminaba y junto a ella también la fiesta de 15, dos hombres y una mujer quisieron ingresar por la fuerza al lugar y ante la negativa de la dueña de casa irrumpieron en la propiedad sacando un arma blanca. Se robaron una moto de uno de los invitados y frente al hecho delictivo un grupo de jóvenes que asistían a los festejos fue tras los ladrones, quienes se refugiaron en una casa de la zona.
Los jóvenes que intentaron hacer justicia por mano propia reclamaron el vehículo robado, pero fueron agredidos con piedras y otros elementos. La víctima, José César Flores, estaba en el grupo que reclamaba la moto y recibió un violento golpe en la cara con una parrilla de hierro, además de pedradas, provocando que cayera al suelo donde fue atacado con puntapiés y un arma blanca que le provocaron la muerte por un "paro cardiorrespiratorio por shock hipovolémico por hemoperitoneo" con lesión en la "aorta abdominal con arma punzo cortante".
La violencia desmedida e irracional de los ladrones fue tal que terminaron con la vida de un joven que horas antes compartía en una fiesta de 15 años junto a sus amigos en el barrio Divino Niño Jesús. El hecho conmocionó a los pobladores y desde el lunes próximo comenzará a investigarse a través de la Justicia local.
La Sala VI del Tribunal de Juicio llevará a cabo las audiencias, como representante del Ministerio Público estará Ramiro Ramos Ossorio, fiscal Penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas. El hecho se investigará tras un presunto homicidio calificado y partícipes necesarios del mismo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora