Museos, teatros, peñas, restaurantes para todos los gustos y paladares, cerros y naturaleza al alcance de la mano y otros encantos hacen de San Salvador de Jujuy parada obligada de los viajeros y punto de partida hacia cualquiera de los circuitos turísticos de la provincia.
Relacionarse con sus habitantes es parte de la experiencia. Los gauchos recuerdan fervorosos la Gesta Heroica del Éxodo Jujeño y también buscan mantener las costumbres y tradiciones de la vida rural. Sus edificios icónicos, como la Casa de Gobierno y el Salón de la Bandera de neto estilo francés; la Iglesia Catedral Basílica Menor, el Cabildo y los museos Histórico y el Arqueológico, ayudan a comprender los siglos pasados. A la par, aunque agitada, la calle principal invita a paseos tranquilos en peatonales, shoppings y galerías. Podemos disfrutar un almuerzo en restaurantes regionales o de clase gourmet y luego sí, cumplir con la rigurosa e ineludible costumbre provinciana de la siesta. Algunos pueden preferir un buen tratamiento de spa con vista a los cerros. Más tarde, es ineludible disfrutar de las noches estrelladas, con sabores locales, música en vivo y el hechizo de las peñas.
En sus alrededores, hay infinitas opciones de lugares para visitar. Se puede recorrer, por ejemplo, el imponente circuito de los diques. Conformado por el Dique La Ciénaga, Dique de las Maderas y Dique de los Alisos, son bellos escenarios cuyo atractivo principal son los espejos de agua. En algunos se puede practicar windsurf, canotaje, kayak, remo, ski acuático y pesca. En los alrededores la urbanización predominante son fincas con cultivo de tabaco y casonas y se organizan trekkings y cabalgatas. Por el camino, vale la pena parar en los pueblos cercanos de Almona, La Toma, El Carmen o San Antonio para probar los quesillos artesanales.

Datos de su historia

La gran gesta jujeña
. Su capital fue fundada el 19 de abril de 1593. Hasta que se creó el Virreynato del Río de la Plata en 1776, fue parte del Virreynato del Perú.
. Escenario de grandes gestas, la más recordada es el Éxodo Jujeño, cuando sus habitantes abandonaron sus hogares y arrasaron con todo para que los realistas no pudiesen aprovechar ninguno de sus bienes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora