Refugiados somalíes muertos en el mar Rojo

Más de 30 refugiados somalíes, entre ellos mujeres y niños, murieron en el mar Rojo, frente a Yemen, donde la guerra no impide la afluencia de migrantes que huyen de la miseria y de la violencia en el Cuerno de África.

 

Este sector situado al sur de Hodeida fue escenario ayer de violentos combates que causaron 32 muertos, entre ellos 10 civiles.

La embarcación, blanco del ataque armado atracó ayer en el puerto de Hodeida, en poder de los rebeldes chiítas hutíes, que achacan lo ocurrido a la aviación de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita.

 

El lugar y las circunstancias exactas del ataque se desconocen. La zona es escenario de operaciones militares en la guerra que opone los rebeldes chiítas a las fuerzas favorables al gobierno.

Los cuerpos de 33 refugiados fueron trasladados a los hospitales de la ciudad portuaria, en los que ingresaron 35 heridos, afirmó un funcionario de los servicios de salud, que dice ignorar las circunstancias del ataque. Un responsable del puerto ha confirmado el balance de víctimas mortales.

Este responsable, que pidió el anonimato, dijo a la AFP que la embarcación de los refugiados consiguió atracar en Hodeida y que los muertos y heridos fueron alcanzados por disparos de armas ligeras, lo que parece excluir un ataque aéreo.

Según él, decenas de somalíes que sobrevivieron al ataque, así como tres traficantes de personas yemeníes a bordo de la embarcación, fueron llevados a la prisión central de la ciudad.

La agencia Saba, controlada por los rebeldes chiítas hutíes, afirmó que el ataque fue obra de la aviación de la coalición árabe. Pero no da un balance exacto del ataque, ni precisa las circunstancias.

Itinerario migratorio

Se ignora si los refugiados intentaban huir de Yemen o bien refugiarse en este país.

En el sur del país hay varios campos de refugiados somalíes, pero ninguno en la región de Hodeida, situada más al norte.

En Ginebra, un portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha confirmado lo ocurrido y cree que la embarcación se dirigía a Sudán en el momento del ataque.

"No era un barco de evacuación de la OIM", declaró a la prensa Joel Millman, cuya organización suele pedir autorización a los distintos bandos en guerra para las operaciones de desalojo.

La oficina en Saná de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) publicó varios tuits sobre el ataque, en los que se declara "profundamente afligida por las víctimas civiles" y afirma que los refugiados y solicitantes de asilo usan "cada vez más los itinerarios migratorios" en el norte de Yemen.

Estos itinerarios pasan por la costa oeste de Yemen. En parte de esta zona el Gobierno y las fuerzas afines a él libran una ofensiva para intentar alejar a los rebeldes hutíes del estratégico estrecho de Bab el Mandeb, que separa Yemen del Cuerno de África.

Desde la intervención de la coalición árabe en marzo de 2015 para ayudar al Gobierno a frenar la progresión de los rebeldes, más de 7.700 personas han muerto y más de 42.500 han resultado heridas en la contienda bélica, según la ONU.

El país sufre actualmente la "peor crisis humanitaria en el mundo" y se expone a "un grave peligro de hambruna", advierte Naciones Unidas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...