Vendedores piden otros lugares de reubicación

Vendedores callejeros de la capital realizaron ayer una protesta en el puente Lavalle y en las inmediaciones de la plazoleta Eva Perón, con el objetivo de que el Municipio de la capital les permita continuar trabajando en las inmediaciones de la exTerminal de Ómnibus.

 

La calle Santiago del Estero está liberada y en algunos horarios se habilita el paso vehicular. En la Zegada solo están cerealeros.

Se trata de alrededor de cien comerciantes nucleados en un nuevo espacio denominado Corriente de la Economía Social (CES). El grupo se identificó con chalecos azules y exhibió carteles con pedidos y banderas en los momentos en que los semáforos de la calle Dorrego detenían a los vehículos y a los transeúntes.

 

Uno de los referentes del movimiento, Santiago Seillant, explicó que con el reclamo de ayer se inició un plan de lucha por parte de los vendedores de la exTerminal y del casco céntrico, que no tienen posibilidades económicas de trasladarse a ferias privadas. Por lo tanto, el objetivo de los manifestantes era solicitar un nuevo espacio al Municipio para poder vender, como el interior de la exTerminal, el río Xibi Xibi, o bien el Paseo de las Flores, todos sitios públicos que el municipio ya adelantó, no son están disponibles para la vent

Según el grupo, quienes llegaron a un acuerdo con la comuna para trasladarse son feriantes mayoristas, pero los minoristas no tendrán ningún tipo de ingreso si se los reubica, y esperan en tanto, una propuesta "superadora".

Una de las comerciantes, Patricia Espinoza, vendedora informal de accesorios para celulares, explicó que están dispuestos a trabajar y pagar impuestos, en horarios no comerciales como la siesta y las últimas horas de la noche. "Estamos pidiendo reubicación donde entremos todos los vendedores, no sólo unos cuantos, hay gente de la exTerminal, y también gente que vendía en el centro y también los sacaron", aseguró.

En centro comercial

Los vendedores de la calle Santiago del Estero, la mayoría de ropa usada y especieros, comenzaron ayer a instalarse en el centro comercial conocido como Bigmall. Sin embargo, la feria privada solicitó un adelanto de dinero a los vendedores para ocupar el espacio, por lo que algunos no pudieron ingresar y se instalaron temporalmente en la subida que conduce al barrio Mariano Moreno.

Algunos de los delegados que llegaron a un acuerdo con el Municipio para retirarse de las adyacencias de la exTerminal, explicaron que los propietarios del centro comercial les solicitaron un adelanto de 3 mil pesos que aun no pueden pagar para ingresar, y por este motivo algunos volvieron a las calles hasta reunir el monto solicitado.

Francisca Alanzay, vendedora de ropa usada, solicitó a la comunidad su apoyo a quienes accedieron a trasladarse, comprando a los que se encuentran en el centro comercial, a donde se puede ingresar desde el acceso al barrio Mariano Moreno, la avenida El Éxodo y por la pasarela. En el lugar, además de los 3 mil pesos, los comerciantes deberán pagar alrededor de $100 diarios.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...