*

Sigue juicio por crimen ocurrido en La Quiaca

En la sala de audiencias del octavo piso del Palacio de Tribunales continúa el juicio oral y público que se le sigue a Osvaldo Jesús Moyano, hombre acusado de asesinar, desmembrar e incinerar el cuerpo de un hombre, en un hecho ocurrido el 10 de enero de 2015 en la ciudad fronteriza de La Quiaca.

Cabe recordar que a este juicio llegó solamente Moyano y dos personas que habrían estado con él esa madrugada, fueron liberadas por la fiscalía de Investigación Penal a cargo de Gustavo Araya que decidió elevar la causa a juicio.

La víctima fatal, Medrano Flores, era un hombre oriundo del país de Bolivia y junto a su victimario se ganaban la vida trasladando cualquier tipo de mercadería de contrabando desde el vecino país, por pasos no habilitados.

Ambos vivían en un inquilinato de la avenida Bolívar N§ 381 del barrio 9 de Julio de la ciudad de La Quiaca, y la propietaria Noemí López en más de una oportunidad compartía bebidas alcohólicas con sus inquilinos.

Apenas se supo del cruento crimen, tres personas quedaron detenidas, Moyano, Santos Giménez y Fabián Chorolque.

Con el correr de los tiempos, la dueña del inquilinato también había sido detenida e imputada por supuesto encubrimiento.

En el mes de marzo del año pasado, tanto Giménez, Chorolque como López recuperaron la libertad y el único acusado de ser el supuesto autor del crimen de Flores, continuó detenido en la Unidad Penal del barrio Gorriti.

Moyano llegó a juicio con la calificación legal de "homicidio simple", pero ante la magnitud del crimen, es muy probable que el fiscal de Cámara Marcelo Cuellar solicite la ampliación de requisitoria.

Sobre los hechos

Para la requisitoria fiscal Osvaldo Moyano se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas junto a Medrano Flores en la pieza de éste y por causas que se tratan de establecer el imputado atacó inesperadamente a Medrano Flores con un arma blanca, ocasionándole una lesión en la parte posterior del tórax que le produjo la muerte.

Luego el acusado mutiló el cuerpo de la víctima y luego lo calcinó dentro de una bolsa de tipo arpillera con la intención de borrar las pruebas.

Seguidamente, Moyano colocó los restos de Medrado Flores debajo de una chapa metálica en el fondo de la vivienda.

El cuerpo fue descubierto por los amigos de Moyano, quienes dieron aviso a los efectivos policiales.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...