Hoy a las 20, en el salón de los Cardones del Museo de Arqueología de Alta Montaña (Mitre 77), la Lic. Katia Gibaja, encargada de Acción Cultural y Calidad de Servicio del MAAM, brindará gratuitamente la charla "El tinku con los ancestros", es decir, "Encuentro con los ancestros".
Para la charla, sé que estableció comparaciones entre dos concepciones de la muerte: la cristiana y la de los pueblos originarios. ¿Nos puede adelantar algo?
Voy a comparar la elaboración del duelo desde la mirada freudiana y desde las comunidades originarias. Hay algo que nos prepara para el desapego de los seres queridos y según Freud, el padre del psicoanálisis, ese desapego se elabora con cierto tiempo y, sobre todo, cuando se introyecta al ser querido en la memoria. Por eso las personas hacen una memoria de los seres queridos y se elabora el duelo cuando se los trae a uno, es decir, que van a vivir en el corazón y en la memoria. El desapego lleva un tiempo de angustia, dolor y desasosiego, tristísimo es decir que finalmente ese ser querido no está más con uno y la verdad es que a uno lo devora la pena. Por eso uno de los artículos de Freud es "Duelo y melancolía". Aquella persona que no ha podido elaborar el duelo, y con cierta base de personalidad depresiva, hace una patología. Un duelo no ayuda a un depresivo, sino que lo hunde más y pasa a un tratamiento psiquiátrico y la idea preventiva es no llegar a ese punto, sino elaborar el duelo para que el ser querido sea parte de uno y al saber que va a vivir siempre con uno a través del recuerdo ya no va a haber lágrimas, sino emociones de todos los aspectos positivos que tiene esa persona que ha fallecido y ya se lo incorpora en uno. Cuando uno no tiene la madre, dice: "Recuerdo que mi madre me decía esto". Este sistema que está muy bien trabajado desde el psicoanálisis lo vemos en las comunidades originarias. Cuando fallece alguna persona se hace una fiesta porque se supone que está entrando en un mundo maravilloso y lo despedimos con alegría. Mientras que en España para decir que el muerto ha sido querido tiene que haber mayor llanto y por eso se contrata a las plañideras. Para que un difunto sea recordado como alguien importante deben haber llorado y haberse vestido de negro todos.
¿Cómo van elaborando el duelo?
Ellos iban al río lavando las prendas y las herramientas de esa persona fallecida y el río ayuda al llanto. Los seres queridos lo despiden así, diciendo: "Mayuta apanqa llakyukunata leqekunata", "el río lleva nuestras penas y nuestras lágrimas son sagradas y purifican el agua". Se entrega la pena al río, que aumenta su caudal y se lleva la pena. También se elabora el famoso thanaku, un edredón que se hace con los ponchos que fueron de los antepasados y con el que se tapa la persona de noche. Así nos acompañan los ancestros y ellos nos pueden seguir transmitiendo su sabiduría. En coincidencia con el psicoanálisis, el duelo se elabora cuando se lo recuerda y se lo introyecta. ¿Qué significa introyectar? Para ello, se hacen panes con forma humana y se los comen ese día para introyectar a los seres queridos y que pasen a ser parte de uno.
¿Cuáles son los momentos cósmicos que la cultura andina asocia con la muerte?
En la comunidad andina la muerte o el "aya marka killa" nos enseña que hay un momento muy importante en la cosmovisión andina en el que nos encontramos con los seres queridos que ya se fueron, en la primera luna llena "hunta killa" de noviembre. Por eso para nosotros no es el 2, sino que esperamos la primera luna llena de noviembre que este año cae el 14. Desde que va naciendo empiezan a llegar todos los seres queridos de toda la comunidad andina y cuando está llena y brilla es el momento máximo de nuestro encuentro con ellos. Hay otro momento: los eclipses de sol ("wañu inti") y de luna ("wañu killa"), cuando el sol y la luna se están muriendo. Y cuando coinciden ambos: un eclipse y el mes de noviembre, nosotros sabemos que es un momento de mayor encuentro, que algunas veces se ha dado.
¿Hay precisiones acerca de cuándo el alma abandona el cuerpo?
En la cosmovisión andina no. Investigué en este último tiempo, y parece ser que en la evolución de la vida intrauterina a los 49 días, o sea, siete semanas, se desarrolla la glándula pineal y se conoce que en ese momento ingresa el espíritu de la persona. Curiosamente nosotros elevamos una wiphala que es el símbolo de nuestras comunidades originarias, que tiene 7 x 7= 49 cuadrados, para nosotros es más que un símbolo, es el inicio de la vida. Durante un viaje que hice a Taiwán me presentaron un cementerio que parecía un hotel cinco estrellas de tan elegante y muy iluminado de noche. Allí están todos cremados con lápidas de oro y el Buda. Cuando quise entrar por una puerta que iba a un sótano me dijeron que esa entrada estaba vedada al público porque allí tenían los cadáveres durante 49 días, es decir, siete semanas, antes de ser cremados. Fíjese, el respeto de las siete semanas, tanto de las comunidades andinas como orientales para recibir y despedirse de la vida.
¿Cómo enterraban a los muer tos?
Las comunidades indígenas enterraban a sus muertos en vasijas, como reconocimiento al útero materno. Esas vasijas en las que está el ser querido, que están cubiertas con textiles y rodeadas de platos pequeños en los que se pone la hoja de coca, el maíz, están implicando que las personas que comen viven; por consiguiente, no pueden despegar de la vida porque seguirán teniendo su comida aun después de muertos y todo eso queda dentro del enterratorio. En el siglo XXI los que vienen de las culturas ancestrales también les hacen la mesa de los difuntos con el agua, los alimentos que más les gustaban, velas y fotografías.
¿Cree que estas costumbres se están perdiendo?
Hacer una estadística sería difícil, pero sé que existe una resistencia cultural en el silencio de los hogares. Muchísimos en el Norte disponen la mesa para sus difuntos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 1 mes

SON CREENCIAS Y CADA UNO ES DUEÑO DE CREER EN LO QUE QUIERA, Y LOS QUE NO LO ACEPTAN SE CALLAN

Fernando Fuentes
Fernando Fuentes · Hace 1 mes

QUé manera de hablar boludeces!!

Fernando Fuentes
Fernando Fuentes · Hace 1 mes

QUé manera de hablar boludeces!!


Se está leyendo ahora